Actualizado 10/04/2007 21:43 CET

La Policía halló en marzo un coche destrozado por una bomba colocada por ETA en el suroeste de Francia

MADRID, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

ETA hizo estallar un artefacto explosivo en el interior de un vehículo que fue encontrado por la Gendarmería francesa, completamente destrozado, en un paraje apartado del departamento de Lot-et-Garonne (suroeste) el pasado 15 de marzo, informaron a Europa Press fuentes de la lucha antiterrorista. Se trataba de un turismo que había sido robado dos meses antes en las proximidades de Anguleme, también en el suroeste del país.

El estado en el que se encontró el vehículo y posteriores análisis realizados por expertos en explosivos de las Fuerzas de Seguridad francesas hacen pensar a los investigadores españoles que ETA probó algún tipo de artefacto con esa explosión. Esta hipótesis se ve reforzada en el hecho de que el resto de coches que roba la banda y luego quema para borrar pruebas son destruidos por medio de un incendio provocado simplemente con gasolina, precisaron las fuentes consultadas.

En julio de 2006, cuatro meses después de la declaración de alto el fuego permanente por parte de ETA, apareció otro vehículo en el sur de Francia que había sido destruido por la deflagración de una bomba-lapa. Durante el año 2006 fueron sustraídos por la banda terrorista ETA en Francia un total de 71 vehículos y en lo que va de 2007 esa cifra supera ya la quincena.

El hallazgo a mediados de marzo de este último vehículo se produjo aproximadamente 48 horas después de que dos etarras huyeran del bosque donde realizaban unas prácticas de tiro en el departamento de Loir-et-Cher (sur). En su huida, los dos etarras abandonaron unas dianas contra las que habían estado disparando munición del calibre 9 milímetros. Las Fuerzas de Seguridad españolas y francesas desvinculan completamente las prácticas de tiro de esos etarras y el hallazgo del coche destrozado por una bomba.

POSIBILIDAD DE UN ATENTADO

El análisis de los Servicios de Información apunta a la posibilidad de un atentado de la banda incluso antes de las elecciones del 27 de mayo, siempre que los terroristas constaten que Batasuna no podrá concurrir a los comicios bajo ninguna de sus marcas. En esta línea, la propia banda reconoce en una entrevista publicada por 'Gara' el pasado domingo que "desactivaría" sus "respuestas puntuales", en referencia a los atentados, sólo si dejaba de haber lo que califica como "ataques contra Euskal Herria".

La Guardia Civil ha hallado en su operación contra el 'comando Donosti' de ETA casi 200 kilos de explosivo y el material necesario para la confección de bombas-lapa, de las que se adhieren a los bajos de los coches para provocar víctimas mortales, y de coches-bomba.