Actualizado 26/06/2014 19:10 CET

El presidente del Tribunal de Cuentas comparecerá en el Congreso la segunda semana de julio

Presidente Del Tribunal De Cuentas, Ramón Álvarez De Miranda
EUROPA PRESS

MADRID, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Tribunal de Cuentas, Ramón Álvarez de Miranda, comparecerá la segunda semana de julio en el Congreso para explicar a las Cortes su posición ante la polémica suscitada por los contratos de obras menores y por las conexiones de parentescos en su plantilla, según confirmaron a Europa Press fuentes parlamentarias.

En las últimas semanas, la institución fiscalizadora ha sido objeto de críticas por diversas informaciones publicadas en el diario 'El País' cuestionando, por un lado, la multiplicidad de contratos de obras de reforma en sus sedes y, por otro, la profusión de lazos familiares en su plantilla.

Álvarez de Miranda, que ha negado irregularidades en uno y otro caso, envió una carta al presidenta de la Comisión Mixta de relaciones con el Tribunal de Cuentas, Ricardo Tarno, del PP, para ofrecerle su disposición a comparecer ante el Parlamento y dar las oportunas explicaciones.

Comoquiera que periodo ordinario de sesiones acaba el 30 de junio, desde la Comisión se ha ofrecido celebrar una sesión extraordinaria en julio para no tener que esperar al mes de septiembre. Con ese objetivo, el PP, como partido mayoritario, se ha comprometido a reunir las firmas de diputados necesarias para forzar la convocatoria.

La fecha concreta está por determinar pero estará entre los días 8, 9 y 10, que es cuando hay sesiones plenarias en el Congreso y en el Senado, y los parlamentarios están en Madrid.

LA INSTITUCIÓN NIEGA IRREGULARIDADES

Respecto a los contratos de obras, Ramón Álvarez de Miranda negó de forma taxativa que se haya producido un troceo de contratos para eludir las reglas de contratación pública, que obligan a sacar a concurso con publicidad proyectos que superen una determinada cuantía. "No ha habido ninguna irregularidad", afirmó subrayando que los contratos se fueron firmando a lo largo de los años, por distintos conceptos e incluso en distintas sedes, por lo que no cabía un único concurso.

En cuanto a los procesos de selección de personal, el presidente de la institución ha negado irregularidades y ha asegurado que el sistema de oposición es el mismo para toda la función pública, sin diferenciar entre organismos. "En ningún caso han existido en estos 30 años procesos de incorporación al Tribunal irregulares", dijo Álvarez de Miranda en una entrevista con Europa Press.