3 de junio de 2020
 
Publicado 05/02/2020 19:06:14 +01:00CET

El 'Proyecto FG' de Villarejo para BBVA incluía infiltraciones, seguimientos y pinchazos telefónicos

José Manuel Villarejo (arxiu)
José Manuel Villarejo (arxiu) - CEDIDA - Archivo

Buscó incidir en líneas editoriales de medios de comunicación y trató de intervenir el móvil del ex ministro de Industria, Miguel Sebastián

MADRID, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

El comisario jubilado y en prisión preventiva José Manuel Villarejo señala en un informe que lleva por título 'Proyecto FG' que habría contactado con hasta 49 políticos, periodistas y colaboradores con el objetivo de boicotear el intento de Sacyr de entrar en el consejo de administración del BBVA. A esto suma seguimientos de objetivos, pinchazos telefónicos, infiltraciones en servicios de seguridad y hasta incidencia en líneas editoriales de medios de comunicación.

Según la sinopsis de ese informe, incluido en el sumario de la Pieza 9 del caso 'Tándem' del que se ha levantado el secreto esta semana, el objetivo de los trabajos de Villarejo era "boicotear las acciones" previstas contra "K" (el cliente) y provocar el "abandono del acoso" contra el ex presidente del BBVA Francisco González, así como mejorar su reputación.

Este informe se enmarca dentro de los apuntes del comisario retirado destinados a justificar sus labores para la entidad, y recoge que el objetivo del departamento jurídico del banco era contactar con accionistas de SV (Sacyr Vallehermoso) para convencerlos de que actuaran a favor de Francisco González. Cabe recordar que en 2004 el banco contrató los servicios del policía para conseguir frenar el desembarco de la constructora Sacyr en su Consejo de Administración.

Para tal fin, Villarejo (siempre según anotaciones de ese Proyecto FG) llegó a contactar con hasta 89 medios de comunicación, mantuvo 73 citas con servicios de inteligencia del Gobierno, 27 encuentros con miembros de servicios de inteligencia extranjeros, 64 contactos con especialistas en economía y hasta 49 "acercamientos" al entorno privado de miembros de Sacyr.

En uno de los puntos del proyecto que lleva por nombre control de comunicaciones, refleja 16.000 comunicaciones analizadas, de las que 9.700 aproximadamente son de móviles relacionados con el GH (Grupo Hostil). Otros 6.700 serían comunicaciones realizadas desde fijos en oficinas y domicilios privados y hasta 869 conversaciones interceptadas, de las que sólo "un 5% son relevantes". Entre esas conversaciones cuenta algunas del exministro de Industria Miguel Sebastián, del empresario Juan Abelló, del entonces presidente de Sacyr Luis del Rivero o del que era presidente del Santander Emilio Botín.

INCIDIÓ EN LA LÍNEA EDITORIAL DE MEDIOS

En sus anotaciones, el comisario relata las infiltraciones fallidas en medios de comunicación, y los éxitos a la hora de incidir en la línea editorial de algunos medios. También deja constancia de las "penetraciones" fallidas en el entorno de accionistas de Sacyr, de escoltas y hasta en el departamento de seguridad de la constructora.

Entre las acciones de 'boicot' planificadas por Villarejo para tumbar la iniciativa de la constructora están por ejemplo hasta 87 acciones de desinformación que fueron fallidas, o 14 intentos de interceptar el teléfono móvil del ex ministro Sebastián.

Al respecto de esos intentos fallidos de 'pinchar' al teléfono de Sebastián, Villarejo deja apuntado que se le estropean dos equipos por ese cometido, que el CNI avisó al ministro del ataque y que este fue con el problema al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. En las anotaciones también refleja 28 incidentes de comunicación y mensajes enviados a Sebastián y a su entorno personal.

Villarejo en ese 'Proyecto FG' da cuenta también de hasta 70 informes emitidos al respecto de sus trabajos, otros 95 informes verbales y hasta 1790 páginas entregadas al cliente.

VIGILANCIA Y CONTRA-VIGILANCIA

En otra de las páginas de ese informe habla de tiempos de vigilancia a objetivos en movimiento y fijos, y de contra-vigilancias. En esto el acumulatorio de horas es de más de 16.000, a lo que el policía suma más de 2.000 horas de análisis de información.

Y entre los datos puntuales conseguidos, Villarejo anota la detección de encuentros de miembros de Sacyr con medios financieros, contactos de Sacyr con periodistas o planes detectados con antelación.