Publicado 24/10/2017 19:26CET

PSOE y Ciudadanos critican al PP en el Congreso por el dispositivo policial ante el referéndum catalán

Joé Alberto Martín Toledano, diputado del PP
GPPOPULAR

El PP tacha de "lamentable" la posición de Ciudadanos por "atacar al Gobierno" en vez de defender a las Fuerzas de Seguridad

MADRID, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

El debate de la iniciativa del PP para que el Congreso apoye a la Policía y a la Guardia Civil frente a las situaciones acoso que sufrieron los agentes en los días del referéndum independentistas ha derivado este martes en críticas al Ministerio del Interior y al Grupo Popular, y no sólo por parte del PDeCAT y de Esquerra, sino también por el PSOE y Ciudadanos.

La iniciativa del PP ha sido defendida por su portavoz de Interior, José Alberto Martín Toledano, quien considera que no se pueden justificar el "acoso" y los "insultos y vejaciones" sufridos por los agentes de Policía y Guardia Civil en Cataluña.

También ha culpado a los separatistas y a los "aliados del golpe", en alusión a Podemos, de haber puesto en riesgo en autogobierno de Cataluña con su deriva soberanista y ha justificado el artículo 155 de la Constitución para "recobrar la legalidad" en Cataluña.

Martín Toledano ha completado su apoyo a los agentes añadiendo a su iniciativa un compromiso para, a partir de 2018, equiparar los salarios de la Guardia Civil con el Cuerpo Nacional de Policía, y después los de estos cuerpos con las policías autonómicas.

ERC PIDA EXCARCELAR A 'LOS JORDIS'

A partir de ahí, la iniciativa se ha vuelto en contra del PP. Por un lado, el portavoz de Esquerra (ERC), Gabriel Rufián, con una camiseta pidiendo la libertad de 'los jordis' por los líderes de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Ómnium Cultural, ha censurado las cargas policiales del 1-O hablando de cientos de heridos, acusando a los agentes de "Policía militar", y repasando las críticas internacionales a aquellos incidentes.

Y el ponente del PDeCAT, Feliu Guillaumes, ha incidido en la denuncia acusando al Gobierno de "vivir en Matrix" y rematando con un 'juego de palabras' vinculando al Gobierno con la dictadura: "El PP, a ser 'Franco', no les gana nadie".

Por parte de Unidos Podemos, su portavoz de Interior y guardia civil en excedencia, José Antonio Delgado, ha hecho hincapié en el anuncio de subidas salariales, que considera "un brindis al Sol, para tapar su incompetencia para gestionar" la crisis de Cataluña. En este punto, ha abogado por sacar de Cataluña a los agentes y ha pedido "meter a Carles Puigdemont y Mariano Rajoy en el (buque) Piolín para que dialoguen".

También el PNV, a través de su diputado Mikel Legarda, ha cuestionado la iniciativa del PP porque considera que "cava a manos llenas" en el enfrentamiento y ha adelantado su negativa a apoyarla.

HASTA UPN

Hasta UPN, socio electoral del PP, ha lamentado por boca del diputado Íñigo Alli los incidentes del 1-O reconociendo que "la imagen de España se ha visto dañada", aunque ha precisado que "quien ha provocado esto han sido otros", en alusión a los independentistas. "No seamos hipócritas", ha dicho.

La crítica también ha llegado de Ciudadanos, cuyo portavoz de Interior, Miguel Gutiérrez, ha criticado la "actitud contemplativa" del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, en los prolegómenos del referéndum: "Ha actuado tarde y mal, y ahora nos trae esto para intentar cubrirlo, pero la situación no se arregla con una proposición no de ley, sino con medidas reales", ha remachado.

La actitud de Ciudadanos ha sido reprochada por el portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Rafael Hernando, que en la red social Twitter ha tachado de "lamentable" la intervención de Gutiérrez por "atacar al Gobierno" en vez de defender a las Fuerzas de Seguridad frente a ERC. "Lo lamentable es que traigáis una PNL para tapar la infame gestión d los hombres y mujeres que habéis enviado a Cataluña sin protección alguna", ha replicado el diputado de Ciudadanos en la misma red.

Y el debate lo ha cerrado el socialista Felipe Sicilia reconociendo "actuaciones desproporcionadas" el día del referéndum y admitiendo la necesidad de exigir responsabilidades por esos episodios aislados. "Señor ministro, mi grupo tiene muchas cosas que plantear por el dispositivo del 1 de octubre, y no lo hemos hecho por responsabilidad y porque lo pidieron los sindicatos policiales", ha indicado.

A su juicio, el PP ha presentado esta iniciativa "para hacer un uso partidista" de las fuerzas de Seguridad, más que para apoyarlas, y ha añadido que apoyar a los agentes implica aumentar plantillas y mejorar los medios y las retribuciones.

Eso sí, también ha criticado la actitud de la antigua Convergència, que ahora critica la actuación policial del 1-O y en cambio en 2011 apoyaba que los Mossos cargaran contra quienes rodeaban el Parlament y protestaban contra el Gobierno de Artur Mas, y ha reprochado a Podemos el "doble juego" de "nadar y guardar la ropa" que supone reprobar lo ocurrido en el referéndum y en cambio callar solidarizarse con los agresores de Alsasua y equiparando a Arnaldo Otegi como hombre de paz.