Actualizado 09/01/2018 15:05 CET

PSOE y Ciudadanos pactaron en 2016 financiar las pensiones también por la vía de los impuestos

Pedro Sánchez y Albert Rivera
CIUDADANOS

MADRID, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

El pacto que PSOE y Ciudadanos suscribieron en 2016 para la investidura fallida de Pedro Sánchez proponía financiar las pensiones con ingresos procedentes de la recaudación de impuestos, si bien no hablaba de crear nuevas tasas como este martes ha planteado el líder socialista, que aboga por establecer dos nuevos impuestos, a las transacciones financieras y a la banca, para mantener el sistema público de pensiones.

Tras conocer la propuesta socialista, el secretario general de Ciudadanos, José Miguel Villegas, ha criticado que al PSOE "siempre" se le ocurra la misma fórmula, la de subir o crear impuestos, para afrontar los problemas del país.

Sin embargo, el pacto de investidura que la formación 'naranja' firmó con el PSOE en 2016 incluía el compromiso de "impulsar en el seno del Pacto de Toledo un acuerdo sobre la articulación del modelo de financiación del sistema con ingresos procedentes del sistema tributario", es decir, financiar las pensiones también por la vía de los impuestos, y no sólo con las cotizaciones a la Seguridad Social.

Ese pacto, que terminó en papel mojado al no prosperar la investidura de Sánchez, también alertaba de que la recaudación fiscal en España es una de las más bajas de la Unión Europea, además de advertir de que el
sostenimiento del estado del bienestar recae en buena medida sobre las rentas del trabajo, fundamentalmente medias y bajas.

Por ello, el documento comprometía al nuevo gobierno a proponer reformas del sistema impositivo para elevar la recaudación "sin subir los impuestos a la clase media trabajadora, desplazando parte del peso de la carga tributaria hacia la riqueza y el uso de recursos naturales finitos".

"La mejora en los ingresos se logrará también ensanchando las bases
imponibles, mejorando la eficiencia recaudatoria, simplificando el sistema y combatiendo decididamente al fraude y la evasión fiscal", agregaba el pacto.

MÁS TRABAJO Y SUELDOS MÁS ALTOS

Ciudadanos se desmarca ahora de la propuesta de financiar las pensiones por la vía de los impuestos y aboga por poner encima de la mesa medidas y reformas para garantizar las pensiones a través de la creación de empleo y de riqueza, y de más puestos de trabajo y con mejores sueldos. "Ésa es la fórmula para asegurar las pensiones", ha remarcado Villegas este martes.

Lo cierto es que el partido que lidera Albert Rivera se opone con carácter general a las subidas de impuestos y, en el caso concreto de las pensiones, nunca, salvo en el pacto de investidura suscrito con el PSOE, ha defendido financiar el sistema público de pensiones con ingresos procedentes de tributos.

De hecho, en la campaña electoral a las elecciones de junio de 2016, tras el fracaso de Sánchez en la investidura, criticaron la propuesta del PSOE de crear un nuevo impuesto para pagar las pensiones.

En el programa electoral para esos comicios, el PSOE ya hablaba de impulsar la puesta en marcha definitiva de un Impuesto a las Transacciones Financieras en coordinación con otros países europeos, una tasa que defendían aplicar al mayor número posible de productos financieros, acciones, bonos y derivados, para desincentivar la especulación financiera.

Sin embargo, el PSOE no llegaba a precisar en 2016 que los ingresos de ese impuesto sirviesen para financiar las pensiones y tan sólo se refería con vaguedad a la creación de "una nueva figura impositiva" que tendría carácter finalista" y que se vincularía a la financiación de las pensiones.