El PSOE no incluye en su oferta a Podemos cambios fiscales ni en la tarifa de la luz que había firmado

Publicado 08/07/2019 20:03:05CET
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, firma con el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, su acuerdo para los presupuestos en la Moncloa
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, firma con el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, su acuerdo para los presupuestos en la Moncloa EDUARDO PARRA/EUROPA PRESS - Archivo

MADRID, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

El PSOE no ha incluido en su documento de negociación con Podemos
medidas fiscales como el impuesto a los servicios digitales, cambios en el ámbito laboral como la derogación de algunos aspectos de la reforma laboral de 2012, modificaciones de la factura eléctrica o la posibilidad de intervenir en los precios del alquiler, propuestas que sí figuraban en el acuerdo que suscribieron con Unidos Podemos para los frustrados Presupuestos de 2019.

En el caso del impuesto sobre servicios digitales, el Gobierno llegó incluso a llevar a la Cámara Baja un anteproyecto de ley para su creación, y en cambio el documento aprobado este lunes por el PSOE remite la cuestión a la UE comprometiéndose a "promover la creación de la denominada 'tasa Google' en el ámbito europeo".

Tampoco se incluyen en sus medidas sobre fiscalidad los cambios pactados entonces en el IRPF (dos puntos más para rentas superiores a 130.000 euros y cuatro para los que excedan los 300.000 euros), los cambios en socimis y sicavs ni especifica el tipo mínimo ni el tipo mínimo del 15% en el Impuesto de Sociedades.

IMPUESTO DE SOCIEDADES SIN TIPO DEFINIDO

Los socialistas sí contemplan fijar "una tributación mínima de las grandes corporaciones", pero no especifican el tipo, que en el acuerdo de Presupuestos era del 15% sobre la base imponible positiva para todas las empresas con una facturación anual mínima de 20 millones, y del 18% para entidades de crédito y de explotación de hidrocarburos.

Por otra parte, el PSOE tampoco ofrece la modificación de la factura eléctrica, que sí pactó con Unidas Podemos para los Presupuestos, cuando se buscaba que el término variable se incrementara en mayor medida cuanto más se consumiera, ni la acabar con la "sobrerretribución" de determinadas tecnologías o la revisión de los pagos por capacidad.

Respecto al mercado eléctrico, el PSOE ofrece impulsar "normas legales necesarias para favorecer que se traslade al precio de la electricidad la reducción progresiva de las energías renovables y se garantice la rentabilidad adecuada y el pleno desarrollo de la expansión de las mismas".

En el acuerdo presupuestario, además, se recogía expresamente habilitar a ayuntamientos y comunidades autónomas para "regular y limitar las subidas abusivas del precio del alquiler" en zonas declaradas "tensionadas", y para ello modificar la normativa del mercado del alquiler.

Pese a que en la pasada legislatura el Gobierno previó la creación de este índice, no se modificó la Ley de Arrendamientos Urbanos en este sentido y el PSOE ahora tampoco ofrece la intervención de las administraciones públicas en el control de precios.

TAMPOCO HABLA DE FRENAR LAS CASAS DE APUESTAS

Otra cuestión olvidada por el PSOE que sí pactó en octubre de 2018 es aquella referida a la regulación de las casas de apuestas, para la cual contemplaban una regulación similar a la del tabaco.

Por otro lado, el PSOE tampoco se compromete a derogar al menos parte de la reforma laboral, como pactó en octubre de 2018, donde incluso citaba aspectos concretos como la ultraactividad o las condiciones de las 'subcontratas', y remite estos cambios a un diálogo con sindicatos y patronal.

Así, en este marco de diálogo, el PSOE habla de que "Gobierno analizará la conveniencia de aprobar, con carácter de urgencia, las modificaciones de los aspectos más lesivos de la reforma laboral de 2012".