Actualizado 17/12/2013 21:19

El PSOE quiere castigar a quien no delate acosos en las Fuerzas Armadas

Tres militares de Operaciones Especiales
MDE

Pide suprimir el arresto por faltas leves en el Ejército y que toda privación de libertad sea autorizada por el juez

MADRID, 25 Sep. (EUROPA PRESS) -

El PSOE quiere que el nuevo Régimen Disciplinario de las Fuerzas Armadas suprima la posibilidad de arrestar a los militares que comentan faltas leves así como que se pueda acusar de "falta grave" a los miembros de las Fuerzas Armadas que tengan conocimiento de la existencia de un caso de abusos sexuales y no lo denuncien.

Estas propuestas forman parte del paquete de 57 enmiendas parciales que los socialistas han registrado al proyecto de ley del Régimen Disciplinario de las Fuerzas Armadas, que se tramita en el Congreso de los Diputados

Al contrario que otros grupos parlamentarios, el PSOE no pidió la devolución del texto al Ejecutivo y se abstuvo la semana pasada en la votación de las enmiendas de totalidad, pero considera que sus propuestas servirán para mejorar el proyecto gubernamental y para profundizar en el proceso de "modernización" de las Fuerzas Armadas iniciado bajo el Gobierno socialista.

ESPERAN UNANIMIDAD

Así lo ha asegurado en una rueda de prensa en la Cámara Baja el portavoz del PSOE en la Comisión de Defensa, Diego López Garrido, quien ha mostrado su deseo de que el nuevo Régimen Disciplinario de las Fuerzas Armadas sea aprobado por "unanimidad".

Los socialistas no consideran pertinente que un militar acusado de haber cometido una falta de carácter leve sea castigado con una sanción tan grave como la privación de libertad. Por eso piden eliminar el arresto en estos casos y también como medida cautelar ante todo tipo de faltas y en las medidas provisionales en el caso de que sean faltas graves y muy graves.

Además, plantean que se garantice la intervención del juez togado militar en todas las sanciones que impliquen privación de libertad" (faltas graves y muy graves). Su propuesta es que la autoridad sancionadora comunique la ejecución de la sanción en un plazo de 24 horas al juez y que éste ratifique o no la sanción en las 48 horas siguiente.

López Garrido ha explicado que si se acepta esta enmienda, que implicaría la por primera vez la intervención judicial en estos procesos, tendría que suprimirse la reserva que España tiene formulada a dos artículos del Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales, que versan sobre la privación de libertad y el derecho a un "proceso equitativo".

Los socialistas también consideran que el nuevo régimen disciplinario debe servir para evitar todo tipo de discriminación de la mujer en el Ejército. Además de defender que la ley hable de discriminación por "género" en lugar de por "sexo", reclaman que se tipifique como "falta muy grave" la no denuncia de casos de acoso.

PROTEGER A REPRESENTANTES DE ASOCIACIONES

En su enmienda especifican que debe castigarse la tolerancia hacia todo tipo de actos que impliquen "acoso profesional" u otros que, de cualquier modo, "atenten contra la intimidad, la dignidad personal o en el trabajo, la libertad sexual o que supongan discriminación por razón de nacimiento, origen racial o étnico, género de orientación e identidad sexual, religión, convicciones, opinión o discapacidad".

Además, los socialistas quieren que únicamente el ministro de Defensa y al subsecretario de este departamento puedan imponer sanciones a los representantes de las asociaciones profesionales que sean miembros del Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas y sus suplentes por las faltas cometidas en el desempeño de su actividad.

Tras recordar que actualmente dos de los tres representantes de asociaciones profesionales que forman parte de este consejo "están arrestados", López Garrido ha defendido que este colectivo debe gozar de una mayor protección.