Actualizado 10/01/2016 21:40 CET

Rajoy: "El Gobierno no dejará pasar ni una sola actuación que suponga contravenir la unidad de España"

Mariano Rajoy
EUROPA PRESS

Conversa con los líderes de PSOE y C's y constata su "respaldo" para hacer que se respete la decisión del TC

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha asegurado este domingo que su Ejecutivo "no dejará pasar ni una sola actuación que suponga contravenir la unidad" de España, la soberanía nacional y las decisiones de los tribunales. De hecho, ha avanzado que ya ha dado instrucciones a los servicios jurídicos del Estado para que cualquier paso que pueda darse hacia la independencia tenga "respuesta" del Estado de Derecho.

Así se ha pronunciado Rajoy en una comparecencia en el Palacio de la Moncloa -sin preguntas-- después de que el futuro presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, haya anunciado en el pleno de investidura que impulsará la declaración independentista aprobada por Junts pel Sí y la CUP, a pesar de que ese texto ha sido anulado por el Tribunal Constitucional.

Rajoy ha recalcado que el discurso de Puigdemont es una "repetición" de la intervención que realizó en su día Artur Mas, y se basa en una "ilegalidad ya constatada" porque el Constitucional "ha anulado y dejado sin efecto" la declaración independentista promovida por Junts pel Sí y la CUP.

UN DISCURSO SIN "LEGITIMIDAD DEMOCRÁTICA"

El jefe del Ejecutivo en funciones ha subrayado que el Estado de Derecho ha certificado en estos dos meses que ese discurso soberanista "carece de legitimidad democrática". "El discurso soberanista no ha cambiado, pero en estos dos meses se ha constatado la fortaleza del Estado de Derecho y el funcionamiento de sus instituciones", ha abundado.

Dicho esto, ha destacado que ahora cuentan con "más instrumentos que nunca" para defender la unidad de España y las principales fuerzas políticas "están de acuerdo en ello". Según ha añadido, cuando se han puesto en juego las reglas de convivencia, los demócratas han sabido "alejar" sus diferencias para defender la unidad de la nación.

Tras escuchar la intervención de Puigdemont en el Parlamento catalán, Rajoy ha desvelado que se ha puesto en contacto con el líder del PSOE, Pedro Sánchez, y con el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera. También ha tratado de hablar con el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, aunque al no conseguirlo volverá a "intentarlo mañana".

En esas conversaciones, Rajoy ha trasladado a Sánchez y Rivera que como presidente del Gobierno tiene la obligación de velar por el cumplimiento de la Constitución y la ley. "Del mismo modo que tuve su apoyo para recurrir ante el TC la resolución del 9 de noviembre, he podido constatar su respaldo para hacer que la decisión del alto tribunal que anuló dicha resolución se respete por parte de todas las instituciones, esté quien esté al frente", ha aseverado.

EL ESTADO "FUNCIONA SIEMPRE" ESTÉ O NO EN FUNCIONES

Según el jefe del Ejecutivo, la mayoría de la sociedad española está "unida ante este desafío secesionista" que no ha hecho más que "generar incertidumbre y división". Y ha querido dejar claro que el Estado "funciona siempre" y con la "misma fortaleza", "esté o no en funciones".

Por eso, ha mostrado su disposición a actuar si se dan pasos hacia la independencia aunque él esté en funciones al frente del Ejecutivo. "Entiendo la política desde el dialogo y la ejerzo siempre desde la moderación, pero no me ha faltado ni me faltará firmeza y determinación para seguir defendiendo la unidad de España, la soberanía del pueblo español y la convivencia democrática que ampara nuestro proyecto común", ha indicado.

De hecho, ha avanzado que ya ha dado "instrucciones" para que "cualquier actuación que pueda adoptarse por parte del nuevo Gobierno de Cataluña, de su presidente, de su Parlamento o de cualquier institución" que suponga la vulneración de la Constitución y del ordenamiento jurídico, tenga "la respuesta" del Estado de Derecho para defender la democracia y la ley".

"LOS ESPAÑOLES PUEDEN ESTAR TRANQUILOS"

Rajoy ha afirmado que los españoles pueden estar "tranquilos" porque, según ha dicho, no se va a abrir un proceso constituyente al margen de la ley ni se van a crear estructuras "al margen de las legítimas del Estado". "El Gobierno no dejará pasar ni una sola actuación que suponga contravenir la unidad y la soberanía, que vaya en contra de la ley y las decisiones de los tribunales", ha proclamado.

El jefe del Ejecutivo ha indicado que España es una democracia "consolidada y avanzada" de ciudadanos libres e iguales, y va a trabajar para "preservar lo bueno" que han logrado juntos. "Por eso, no permitiré que nadie se arrogue poderes ilimitados y sin control fuera de la ley y de la democracia. Voy a defender y preservar la democracia en toda España y voy a defender su principal fundamento, que es la soberanía, que reside en el conjunto del pueblo español", ha concluido.