Rajoy avisa a Sánchez que será un "irresponsable" si rompe grandes consensos y deja que España esté condicionada por ERC

Actualizado 04/12/2019 22:53:40 CET
(I-D) El periodista de la COPE Carlos Herrera, y el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy, durante la presentación del libro de Rajoy, "Una España Mejor", en la Fundación Rafael del Pino, en Madrid a 4 de diciembre de 2019.
(I-D) El periodista de la COPE Carlos Herrera, y el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy, durante la presentación del libro de Rajoy, "Una España Mejor", en la Fundación Rafael del Pino, en Madrid a 4 de diciembre de 2019. - Jesús Hellín - Europa Press

MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

El expresidente del Gobierno Mariano Rajoy ha advertido este miércoles al jefe del Ejecutivo en funciones, Pedro Sánchez, de que sería "un irresponsable" si rompe los grandes consensos nacionales entre PSOE y PP y permite que España esté "condicionada" por los independentistas de ERC, que no están a favor de la unidad de España.

Así se ha pronunciado en la presentación de su libro 'Una España mejor' (Plaza & Janés), en el auditorio de la Fundación Rafael del Pino, a la que han acudido el líder del PP, Pablo Casado, y buena parte de la cúpula 'popular', así como destacados 'barones' territoriales como el gallego Alberto Núñez Feijóo; el castellanoleonés Alfonso Fernández Mañueco o el vasco Alfonso Alonso; y 'marianistas' como Javier Arenas, Fernando Martínez Maillo, José Luis Ayllón, Manuel Cobo, Carlos Floriano, Luis de Grandes, Juan Carlos Vera o Ana Mato.

Tampoco se han perdido esta cita sus ministros: Soraya Sáenz de Santamaría, Fátima Báñez, Iñigo de la Serna, Álvaro Nadal, Miguel Arias Cañete, María Dolores de Cospedal (ha asistido acompañada de su marido, el empresario Ignacio López del Hierro), Juan Ignacio Zoido, Pedro Morenés, Iñigo Méndez de Vigo, José Manuel Soria, Cristóbal Montoro, Rafael Catalá, Román Escolano, Isabel García-Tejerina, Ana Pastor, Dolors Montserrat, José Ignacio Wert, Jorge Fernández Díaz y José Manuel García Margallo.

PP Y PSOE, DE LA MANO EN LOS GRANDES TEMAS DE ESTADO

En el acto -que ha presentado el periodista Carlos Herrera--, Rajoy ha reivindicado su gestión al frente del Ejecutivo, en especial en materia económica al evitar el rescate cuando España se enfrentaba a la "peor crisis de su historia". Eso sí, ha advertido de que hay que hacer reformas y ha recriminado al Gobierno de Pedro Sánchez que no haya "hecho nada" desde la moción de censura. "De la inercia no se vive toda la vida", le ha espetado.

Además, el expresidente del Gobierno ha llamado al consenso en los grandes asuntos de Estado como, según ha subrayado, se ha hecho en el pasado con la Constitución, el desarrollo territorial, la lucha contra el terrorismo, la sucesión en la Corona o la aplicación del artículo 155 de la Carta Magna. Son temas, ha proseguido, en los que es "obligado" que los dos grandes partidos nacionales, PP y PSOE, "vayan de la mano".

En este punto, ha avisado de que quien "rompa" ese consenso "es un irresponsable". "Y una de las mayores preocupaciones que debemos tener los españoles en este momento es que como consecuencia de los acuerdos a los que algunos puedan llegar, España esté condicionada por partidos que nada tienen que ver con la soberanía nacional ni con la Constitución", ha aseverado.

ALERTA CONTRA GOBERNANTES "DOCTRINARIOS Y FRÍVOLOS"

En una crítica velada a Sánchez, ha afirmado que un presidente del Gobierno "debe tener convicciones siempre" y "tampoco puede ser un doctrinario, que es casi peor que ser un frívolo". Además, ha señalado que tiene que "preservar su independencia" y "escuchar al que sabe", pensando en el "interés general". "El gobernante tiene que mirar siempre al interés general de su país porque eso le da tranquilidad de conciencia y, si me lo permite, también le da votos", ha enfatizado.

Una vez más, Rajoy ha reivindicado el centro político, si bien en esta ocasión lo ha hecho delante de Pablo Casado, que le escuchaba en primera fila y cuya presencia ha agradecido. De hecho, ha recordado un pasaje de su libro que recoge el discurso que pronunció en junio de 2008 cuando se presentó al congreso de Valencia -tras perder las generales ante José Luis Rodríguez Zapatero-- acerca de que el centrismo "no es una ideología sino una voluntad" y que el PP huye de "cualquier radicalismo".

Rajoy ha justificado este libro, entre otras razones, en su deseo de dar su "versión" de los hechos, dado que otros podrían hacerlo "de manera diferente y menos cariñosa" con su "humilde persona". Además, ha dicho que su experiencia podría "servir o ser útil a otros más adelante" con este libro, donde se habla "mucho de economía" porque, a su juicio, "sigue siendo lo que más le importa a la agente" aunque "haya quien no lo se ha enterado todavía".

Además, ha indicado que en su libro también habla de empleo, el "no rescate", el Brexit o la inmigración, que es, a su juicio, el tema "más importante" que tienen que abordar en el futuro los españoles y los europeos. En este punto, ha criticado que sobre este tema se haga "tanta demagogia, "unos demagogia contra los inmigrantes y otros demagogia contra la ley y las fronteras".

"CORRUPCIÓN, PRESUNCIÓN DE INOCENCIA E INQUISIDORES"

Rajoy ha señalado que también habla de la corrupción en su libro, así como de la "presunción de inocencia y de los inquisidores que florecen por doquier y que no descansan nunca". "Y hablo también de la moción de censura y de las dudas que asaltaron a muchas personas de buena y mala fe sobre las decisiones que yo tomé. Y hablo de Cataluña, del artículo 155, y de las dudas que también asaltaron a muchas personas de buena y mala fe sobre las decisiones que yo tomé", ha apostillado.

Tras subrayar que su libro no es un diario, ha afirmado que él siempre ha intentado "huir de dos cosas: de no tener sustancia y de cotillear": "Aquí no hay chismes ni críticas personales ni maldades. Y si las hubiese serían la excepción que confirma la regla general a la que acabo de hacer referencia", ha manifestado, provocando las risas del auditorio.

De hecho, ha proseguido con este trabalenguas al asegurar: "Si alguien viere, aunque no los hubiere, chismes, críticas personales o maldades, es que somos distintos el que las viere y yo. Lo que no sabría decirle es quién de los dos sería mejor, que cada uno piense lo que estime oportuno y conveniente".

Finalmente, se ha despedido asegurando que ha sido un honor haber sido presidente del Gobierno de España y "un honor dejar una España mejor" que la que encontró, palabras que ya pronunció en su último discurso en el Congreso de los Diputados tras la moción de censura y que ha dado título a su libro.

464535.1.260.149.20191204203536
Vídeo de la noticia

Contador

Para leer más