La reunión de Pablo Iglesias con Junqueras en la cárcel será después de comer

PABLO IGLESIAS en el Foro Hacia la regulación integral del cannabis
Ricardo Rubio - Europa Press
Actualizado 19/10/2018 10:55:07 CET


El líder de Podemos avisa de que presionar a la Fiscalía sería contraproducente pero sí opina: "Debería cambiar los criterios"

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

La reunión de este viernes entre el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, con el líder de ERC, Oriol Junqueras, en la cárcel de Lledoners en la que éste permanece en prisión preventiva tendrá lugar por la tarde, después de comer.

Así lo ha asegurado el líder morado en una entrevista en Antena 3, recogida por Europa Press, en la que ha explicado que el encuentro no tiene "orden del día" y que acude a "escuchar", aunque ha reconocido que es consciente de que la demanda de los independentistas de que Junqueras y el resto de políticos catalanes presos por el procés salgan de la cárcel estará sobre la mesa.

A este respecto, ha asegurado que, en su opinión, "la Fiscalía debería cambiar los criterios", aunque a continuación ha añadido que como representante del poder legislativo no le puede decir a este órgano del poder judicial lo que tiene que hacer, como tampoco puede hacerlo, a su juicio, el Gobierno.

No obstante, Iglesias sí ha querido manifestar su opinión al respecto, "como licenciado en derecho y secretario general de Podemos" que es. "Eso es lo que pienso yo. Creo que la Fiscalía debería cambiar los criterios. No se sostiene una acusación de rebelión, pero eso es lo que pienso yo", ha asegurado.

EL PSOE TAMBIÉN PUEDE OPINAR

En este sentido, ha señalado que una cosa es que el Gobierno o el poder legislativo "presione a la Fiscalía", lo cuan considera contraproducente, y otra "distinta" es "que se pueda pedir la opinión de las formaciones políticas", como el PSOE. "Pero no es muy sensato pedir a un Gobierno que presione a fiscales y jueces", ha apostillado.

"La Fiscalía hará lo que jurídicamente considere que tenga que hacer, lo que no parece muy sensato es pedirle a un Gobierno que presione a la Fiscalía porque seguramente si tal cosa ocurriera, los resultados serían los contrarios", ha avisado.

En todo caso, Iglesias ha insistido en que en la reunión que mantendrá este viernes por la tarde con Junqueras no es su objetivo "hablar de derecho", al ser preguntado por la condición que ponen los independentistas para apoyar los Presupuestos Generales del Estado, que consiste precisamente en que el Gobierno inste a la Fiscalía a retirar la acusación contra los políticos presos o mejore su situación.

"Yo no puedo ir a la prisión a hablar de derecho con Junqueras. Tenemos que hablar de política, de qué futuro imaginamos, de cómo valoramos los últimos acontecimientos. ERC y nosotros nos hemos puesto de acuerdo para una moción de censura", ha recordado.

"EN NOMBRE DE PODEMOS NEGOCIA PODEMOS"

El líder de Podemos ha afirmado esta semana que uno de sus objetivos en el encuentro de este viernes será convencer a los independentistas de que esa mayoría que permitió la moción debe mantenerse para que la legislatura siga adelante, lo que pasa por sacar adelante las cuentas públicas.

Eso sí, Iglesias ha dejado claro que él acude a la cárcel a negociar en nombre del Gobierno, sino como líder de Unidos Podemos. "En nombre del Gobierno negocia el Gobierno. En nombre de Podemos negocia Podemos. En nombre de ERC negocia ERC. Y en nombre de la Generalitat negocia Quim Torra", ha afirmado, al ser preguntado sobre el malestar que ha generado en el PSOE y el Gobierno su encuentro con Junqueras en la cárcel, en plenas negociaciones de los Presupuestos.

A este respecto, Iglesias ha vuelvo a hacer referencia a los reproches del ministro de Exteriores, Josep Borrell, y ha afirmado que "a veces tiene un poco de mal genio". "A todos nos va mejor cuando controlamos el mal genio", ha apostillado.

RESPONDE A SUSANA DÍAZ: "NO HA SUPERADO" QUE SÁNCHEZ LE GANARA

Asimismo, ha criticado a la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, una de las dirigentes socialistas que ha cuestionado las intenciones de Iglesias. "A ella le gustaría estar en los zapatos de Pedro Sánchez, pero los militantes dijeron que a ella no la querían. No sé si ha terminado de superarlo", ha reprochado.

De hecho, el líder morado cree que Díaz afronta ahora las elecciones en Andalucía de diciembre como su "plan B" después de haber perdido el congreso del PSOE contra Sánchez. "Andalucía se queda como premio de consolación para Susana Díaz. Eso es un malísimo mensaje para los andaluces", ha advertido.

"Eso va a tener su traducción electoral", ha augurado, para añadir que en estos comicios, su formación sale a ganar y a hacer presidenta a su líder andaluza, Teresa Rodríguez. "Y después de los resultados, las fuerzas andaluzas tendrán que hablar y tomar sus propias decisiones", ha añadido, en relación a los posibles pactos de investidura o gobierno.