Rueda censura el "totalitarismo" del PSOE al denunciar que el Ayuntamiento de Santiago retiró una valla publicitaria del

Actualizado 13/11/2008 14:50:49 CET

Enmarca este "ataque" en la "orden" dada por Touriño para que la voz del PP "desaparezca de la calle"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

El secretario xeral del Partido Popular de Galicia (PPdeG), Alfonso Rueda, denunció hoy que el Ayuntamiento de Santiago arrancó "de cuajo" una valla publicitaria del PPdeG --en la que se erige al bipartito en sinónimo de crisis, paro y despilfarro-- y consideró que esto es "ejemplo del totalitarismo" del PSOE.

En rueda de prensa, el 'número dos' de los populares gallegos explicó que la citada valla, ubicada en la rotonda del Milladoiro, es una de las 38 que la oposición ha contratado por toda la geografía gallega para denunciar la mala gestión del bipartito. Respecto a su retirada, la enmarcó en la "orden" dada, según sus datos, por el presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, "para que la voz del PP desaparezca de la calle".

En esta línea, aseguró que le "consta" que el PSOE dio "instrucciones" de cara a hacer "todo lo posible" para que la campaña de los populares "no se vea". En base a este objetivo de "acallar" a la oposición, Rueda interpretó que el Ayuntamiento de Santiago actuó como "punta del iceberg" del supuesto mandato de Touriño y, en consecuencia, retiró la valla publicitaria "con nocturnidad y alevosía".

Como prueba de su denuncia, alegó que hay "testigos" de que un vehículo rotulado con el distintivo de la localidad compostelana cortó la valla por la noche y la trasladó al depósito municipal, por lo que, sentenció, el Ayuntamiento de la capital gallega "no lo puede negar".

SIN EXPLICACIONES

Al respecto, criticó que esta acción se llevase a cabo "sin dar explicación alguna" y "sin ningún contacto precio" ni con la empresa encargada de la valla ni con el propietario del terreno en el que estaba ubicada. Tras mostrar una fotografía de la zona, Rueda también llamó la atención sobre el hecho de que sólo se retirase la valla del PP mientras que otras dos situadas en la misma finca "siguen intactas".

Por eso, concluyó que este "ataque" es la "prueba más evidente" de la "táctica" del PSOE para que la ciudadanía "no se sepa lo bien que vive el bipartito" a pesar de la actual situación de crisis económica. En este sentido, lamentó que la actual Xunta "no acepte las críticas" y lo achacó a que "es todo menos un gobierno democrático".

"Le molesta que el PP cuente la verdad", recriminó, y censuró que Touriño aplique "el rodillo" tanto al "no dar información" en el Parlamento sobre su "despilfarro" como al intentar "acallar" a la oposición en la calle.

"CACICADA"

Además de la "denuncia política", Rueda no descartó emprender otras acciones "si son oportunas" aunque, para ello, abogó por "tener todos los datos". En todo caso, pese a esta "cacicada", el 'número dos' de los populares gallegos expresó la intención de su partido de seguir denunciando los "gastos alegres" efectuados por el bipartito con dinero público.

Así, justificó la puesta en marcha de esta "modesta" campaña publicitaria "en la calle" por la negativa de la Xunta a "dar explicaciones" sobre sus gastos en la Cámara autonómica. En este sentido, recordó que los populares solicitaron las facturas del último coche oficial adquirido para el presidente de la Xunta por valor de 480.000 euros y que, asimismo, pidieron la comparecencia del Interventor Xeral de la Administración autonómica para conocer los detalles de la reforma en las dependencias de Presidencia, unas obras que el PP cifra en dos millones de euros.

"Pero desviaron la atención", reprochó, y lo atribuyó a que a Touriño "le incomoda la verdad". No obstante, a pesar de que la actual Xunta cometa "atentado tras atentado contra la libertad de expresión", reivindicó el derecho de la ciudadanía a "saber la verdad".

Finalmente, preguntado por la decoración del despacho de la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, en La Moncloa, cifrado en 64.000 euros, Rueda consideró "escandaloso" este coste, pero matizó que es "menor" de la inversión de la actual Xunta en reformar las dependencias de Presidencia. Por eso, ironizó al felicitar a Touriño por ser "líder en algo" y lo erigió en "campeón del despilfarro".