Sánchez desdeña los 21 puntos de negociación de Torra: "son monólogos"

Pedro Sánchez hace balance de gestión tras pasar seis meses en la Moncloa
Ricardo Rubio - Europa Press
Publicado 28/12/2018 14:46:42CET

Incide en que la solución en Cataluña sólo vendrá de un acuerdo entre independentistas y no nacionalistas

MADRID, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

El jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, ha aclarado este viernes que no tendrá en cuenta la propuesta de 21 puntos de negociación que le presentó el presidente de la Generalitat, Quim Torra, en su encuentro en Barcelona y que contiene, entre otras peticiones, una mediación internacional entre España y Cataluña en relación con la autodeterminación.

En rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Ministros, Sánchez ha dado valor únicamente al comunicado conjunto que pactó con Torra con motivo de su entrevista en el Palacio de Pedralbes el pasado 20 de diciembre, víspera del Consejo de Ministros celebrado en Barcelona.

Esa declaración, ha subrayado el presidente, apuesta por alcanzar, dentro de la "ley" y el "diálogo", "grandes acuerdos" en la sociedad catalana que permitan superar el conflicto existente. "Lo demás son monólogos", ha señalado el presidente en alusión al documento con las 21 propuestas de Torra, que éste desveló días después de su entrevista con Sánchez.

En ese comunicado, el Ejecutivo español y el Govern catalán reconocen que existe "un conflicto sobre el futuro de Cataluña" y apuestan por vehicular, a través de un diálogo efectivo, una "propuesta política" que concite un amplio apoyo dentro de la sociedad catalana y que se sitúe "en el marco de la seguridad jurídica".

El problema estriba en que, si para la Generalitat aquí cabría un referéndum pactado de autodeterminación, para el Ejecutivo español no hay más solución posible que reformar el Estatut para ahondar en el autogobierno catalán.

Sánchez ha evitado valorar como un gesto de deslealtad el que Torra desvelara ese documento con sus 21 propuestas, pero sí le ha pedido al Govern catalán que "pase de la voluntad de dialogar al diálogo real", que ha de darse "siempre", ha avisado, "respetando la legalidad y la Constitución".

"Dentro de la Constitución y del Estatuto de Autonomía podremos hablar de cómo encontrar una solución" al problema que se vive en Cataluña y que, reconoce el presidente, durante los últimos 10 años "ha afectado mucho a la política española".

Bajo el punto de vista de Sánchez, "no va a haber una solución política en Cataluña hasta que no haya un gran acuerdo que trascienda los bloques y se encuentre un punto de intersección entre el nacionalismo catalán y el no nacionalismo".

Y a la búsqueda de ese acuerdo "va a estar el Gobierno de España, apuntalando la convivencia, reivindicando el diálogo y alejándose de la confrontación" y de esa "visión estrecha" que, en su opinión, algunas fuerzas políticas tienen de lo que representa España.

¿SEGUIRÁ APOYÁNDOSE EN LOS INDEPENDENTISTAS?

A pesar de que se le ha preguntado expresamente por ello, Sánchez no ha aclarado si estaría dispuesto a volver a ser investido presidente del Gobierno con el apoyo de los partidos independentistas.

Tan sólo ha indicado que "no es lo mismo" llegar al Gobierno vía una moción de censura, como en su caso, que hacerlo en una investidura tras unas elecciones en las que se pacta un programa de gobierno con las fuerzas que le apoyan a uno. Y ha señalado que dentro de "la convivencia y la Constitución", su partido se podrá "encontrar con distintas fuerzas políticas".

Lo que sí ha hecho por el momento es solicitar el apoyo de ERC y del PDeCat para que salgan adelante los Presupuestos Generales del Estado para 2019 que su Gobierno presentará en enero porque incluyen inversiones para Cataluña.

Tampoco ha querido hacer valoración alguna sobre el inminente inicio del juicio del 'procés' porque la justicia ha de ir por su "carril" y la política por el suyo.

Contador