Actualizado 03/06/2020 10:01:03 +00:00 CET

Sánchez espera acordar en julio el plan europeo y preparar la emisión de deuda antes de fin de año

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se dirige a comenzar su intervención en la sesión en la que se ejercerá el control al Gobierno y se tratará la sexta prórroga del estado de alarma por la crisis del Covid-19. En Madrid, a 3 de junio de 2020.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se dirige a comenzar su intervención en la sesión en la que se ejercerá el control al Gobierno y se tratará la sexta prórroga del estado de alarma por la crisis del Covid-19. En Madrid, a 3 de junio de 2020. - La Vanguardia/POOL - Europa Press

Sigue en directo la última hora sobre el coronavirus en España y en el mundo

Admite que habrá una "negociación ardua" pero cree que España tiene una "posición de ventaja"

MADRID, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, espera que los Gobiernos europeos lleguen a un acuerdo sobre el fondo de recuperación europeo y sobre todo el Marco Financiero Plurianual (presupuesto europeo) 2021-2027 en un Consejo Europeo extraordinario, monográfico y presencial en algún momento del mes de julio.

De ser así, ha explicado, la Comisión Europea tendría margen para adelantar "casi 12.000 millones de euros" en un fondo de transición --porque el Marco Financiero no entra en vigor hasta 2021-- y preparar la primera emisión de deuda para captar recursos para el plan en el último trimestre de 2020.

Así lo ha afirmado en el pleno del Congreso de los Diputados al que ha acudido para pedir autorización para una última prórroga del estado de alarma durante la 'desescalada' de las medidas de confinamiento contra la pandemia de Covid-19.

Antes de poder acudir a los mercados de deuda para captar los recursos, Bruselas necesita el permiso de todos los parlamentos nacionales de la Unión Europea para elevar su techo de recursos propios hasta el 2% de la Renta Nacional Bruta (RNB) de la UE, tal y como ha propuesto.

El plan europeo prevé 750.000 millones de euros para los Estados miembros, de ellos 500.000 en transferencias y el resto en préstamos. Sánchez ha reconocido que prevé una "larga y ardua negociación" antes del acuerdo definitivo porque hay un "número reducido" de países que son reticentes y es necesaria la unanimidad del Consejo Europeo.

Con todo, ha defendido que la propuesta de la Comisión Europea es "favorable" para los intereses españoles "se mire por donde se mire, tanto en cuantía como en las condiciones", porque están ligadas a las prioridades nacionales ya previstas en el llamado 'semestre europeo', el examen semestral de los planes nacionales de reforma.

También, que España llega a este "punto crucial de las negociaciones desde una posición de ventaja" porque el plan de la Comisión tiene el respaldo de una mayoría de países, no solo los que más han sufrido por la pandemia sino también de los que ven su economía en riesgo en caso de un mal funcionamiento del mercado interior, además del de Francia y Alemania, los dos mayores por población.

Sánchez ha explicado al Congreso la estructura del fondo y la estimación de la Comisión de que España podría recibir 77.000 millones de transferencias y 63.000 millones en créditos.

En cuanto a los sectores económicos más beneficiados, Bruselas estima que, del total del fondo, 161.000 millones pueden ser para el turismo, 115.000 para el comercio, 100.000 para energías renovables, 66.000 para negocio digital, 88.000 para energía en industrias electrointensivas, 64.000 para transporte y automoción y 54.000 para construcción.

Al estar ligado al Marco Financiero Plurianual, ha explicado, el plan va más allá de un recurso de emergencia y enmarcará la economía europea durante una década, sobre tres rasgos fundamentales: la transformación medioambiental, la digitalización de la economía y la creación de empleo de calidad.

Para leer más