Sánchez no aclara a Rivera en el Congreso si negociará con los independentistas y si los indultará

Actualizado 20/02/2019 12:14:24 CET
426132.1.500.286.20190220095112
Vídeo de la noticia

MADRID, 20 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha eludido responder este miércoles en el Pleno del Congreso a la pregunta del líder de Ciudadanos, Albert Rivera, sobre si estará dispuesto a negociar con los independentistas catalanes tras las próximas elecciones generales y a indultar a los que sean condenados por la Justicia.

En la sesión de control al Gobierno, Rivera ha pedido a Sánchez que explique antes de ir a las urnas si está dispuesto a negociar con los partidos independentistas en una mesa al margen de las instituciones "con un mediador y con 21 puntos inaceptables para la democracia española", los que le planteó el presidente de la Generalitat, Quim Torra, en diciembre.

Asimismo, le ha exhortado a comprometerse ante la Cámara a que "nunca indultará" a los líderes separatistas que sean condenados por los tribunales en relación con el proceso soberanista, a los que ha calificado de "golpistas", por "un pacto entre amigos y socios políticos".

DEL LIBERALISMO A LA ULTRADERECHA

El jefe del Ejecutivo, que no ha contestado a las preguntas de Rivera, ha aprovechado para reprocharle que Ciudadanos haya establecido un "cordón sanitario" para no pactar con el PSOE tras los comicios generales del 28 de abril y le ha acusado de cambiar "la chaqueta de supuesto liberal" por la de la "ultraderecha".

"Usted va a poner al PSOE un cordón sanitario, a un partido que lleva 140 años sirviendo a España y que ha gobernado el país durante la mayoría de los años de la democracia", ha señalado Sánchez, que ha recordado algunas de las leyes aprobadas durante Gobiernos socialistas, como la de lucha contra la violencia de género, el matrimonio homosexual o el aborto.

El presidente del Gobierno ha dicho al líder de la formación naranja que su concepto de la democracia es "excluyente", y que no excluye solo al PSOE o a él como candidato a la Moncloa, sino a los millones de españoles que votan a este partido.

Según Sánchez, el PSOE trabaja para "liderar el cambio" en España, mientras que Rivera prefiere "liderar el cambio de chaqueta permanente". La última vez que lo hizo fue, en su opinión, al asistir junto al presidente del PP, Pablo Casado, y el de Vox, Santiago Abascal, a la manifestación del pasado 10 de febrero en Madrid por la unidad de España y la convocatoria de elecciones.

"Usted debe de tener un armario lleno de chaquetas" y aquel día "dejó la chaqueta de supuesto liberal y se puso una chaqueta que huele a naftalina, la de la ultraderecha", ha declarado el secretario general del PSOE.

EL PSOE, ABOCADO A PACTAR CON PODEMOS E INDEPENDENTISTAS

Rivera ha afirmado que Sánchez no contesta a sus preguntas "porque no puede contestar", porque aspira a "ser presidente con los que han dado un golpe de Estado", en alusión a las formaciones independentistas catalanas.

"Yo me comprometo aquí, en el Congreso de los Diputados, a no sentarme nunca en una mesa fuera de la Constitución y a no aceptar ni uno de esos 21 puntos" del documento de Torra, ha subrayado, criticando que al presidente del Gobierno no le avergüence "aceptar ese documento" que "dice que España es franquista" y que la Guardia Civil y la Policía "son Cuerpos represores".

Esto es lo que, según Rivera, justifica que la Ejecutiva de Ciudadanos haya acordado no apoyar a Sánchez para ser presidente en la próxima legislatura, porque lo ven como "un chollo" para el independentismo. Tras las elecciones del 28 de abril, "olvídese de cualquier pacto que no pase por los separatistas y los populistas", ha añadido en alusión a Podemos.

Por último, el líder de Cs ha asegurado que si en el futuro es presidente, "nunca" perdonará las condenas que los jueces puedan imponer a los políticos separatistas.