El secretario de Estado de Defensa niega haber contratado a Villarejo

Actualizado 30/10/2018 15:12:53 CET

MADRID, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Estado de Defensa, Ángel Olivares, ha defendido este martes que no realizó pagos en metálico al comisario José Manuel Villarejo en el año 1987 cuando era concejal en Burgos para espiar al entonces presidente de Castilla y León, el expresidente José María Aznar; y ha pedido al PP que no contribuya a generar "un clima que confunde a la sociedad y contribuye a crear ese ambiente de confundir víctimas con verdugos".

El 'número dos' de Margarita Robles en el Ministerio de Defensa ha respondido así este martes en la Comisión de Defensa del Congreso a la petición de comparecencia registrada por el PP para que diese explicaciones sobre los audios en los que Villarejo relataba cómo Olivares le había entregado dinero en bolsas de plástico para espiar al entorno de José María Aznar.

"Todo lo que se pone en boca de ese señor en una conversación privada es falso", ha asegurado tajante el secretario de Estado de Defensa, que ha preguntado al PP a qué afirmaciones en concreto del comisario Villarejo da credibilidad. "Pido un poco de responsabilidad. Cuando se da credibilidad a algunas palabras de personas que están siendo investigadas judicialmente y están en prisión se debe tener la valentía de decir a qué aspectos de esas declaraciones conceden alguna credibilidad", ha emplazado.

Olivares ha aludido además a su "credibilidad" en la ciudad de Burgos, donde ha asegurado que muchos ciudadanos le han transmitido su "extrañeza" por el hecho de que se dé verosimilitud a un relato "tan inverosímil puesto en boca de una persona que está en prisión".

El portavoz del PP en la Comisión, Ricardo Tarno, ha pedido a Olivares que se limite a "decir la verdad" en este caso y no siga el ejemplo de la ministra de Justicia, Dolores Delgado, a quien ha acusado de haber mentido "hasta en tres ocasiones" tras estar implicada en los audios del comisario jubilado.

Por ello, ha preguntado al secretario de Estado si conoce o ha tenido relación con Villarejo y por qué le trasladó y cambió de destino en el año 1995, cuando Olivares estaba al frente de la Policía Nacional. "Lo peor que uno puede hacer es no contar la verdad. Lo más grave de toda esta historia es la mentira", ha apuntado.

Tarno ha asegurado que da "escasa credibilidad" a Villarejo, pero ha insistido en que Delgado "mintió sucesivamente" sobre este asunto. "A partir de ahí sin dudar en absoluto de los burgaleses que le conocen, teníamos dudas de si otro miembro del Gobierno había participado en esas actividades", ha explicado.

Por su parte, Unidos Podemos ha rechazado participar en este "patio de colegio" entre PP y PSOE, partidos a los que ha exigido que "limpien las cloacas" y no sigan "alimentándolas" para evitar que saquen a la luz sus escándalos, según ha acusado la diputada Tania Sánchez.