Stoltenberg pide a España elevar el gasto en defensa: "No se puede garantizar la paz sin invertir en seguridad"

Publicado 05/03/2019 14:36:02CET

Admite que la decisión de intervenir militarmente en un país es "difícil" pero "no intervenir también tiene un coste"

BRUSELAS, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha instado a España elevar el gasto en defensa tras avisar de que "la paz nunca puede darse por sentada" y "no se puede garantizar la paz sin invertir en seguridad".

"Todos juntos, sentados, hemos acordado que aquellos aliados que gastan menos del 2% del PIB en defensa deben invertir más", ha subrayado Stoltenberg durante una entrevista con un grupo reducido de medios, entre ellos Europa Press. "Esto es la manera de mantenernos todos seguros", ha esgrimido.

España espera elevar el gasto al 1,53% en 2024 e incumplirá así la meta pactada entre los aliados en 2014 de elevar el gasto hacia el 2% en el plazo de una década.

Solo 16 aliados cumplirán el objetivo en 2024, según las estimaciones de la OTAN, que espera que los países europeos y Canadá hayan destinado para entonces 350.000 millones de dólares más para defensa desde la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, que no ha parado de afear a sus aliados que no gastan suficiente en defensa. Tampoco cumplirán la meta Alemania, que espera llegar al 1,5% para entonces, ni Italia, mientras que Francia sólo la cumplirá en 2025.

En vísperas del 70 aniversario que la Alianza Atlántica cumplirá en abril, Stoltenberg ha recordado que "el objetivo principal de la OTAN es preservar la paz" pero ha advertido de que "la paz nunca puede darse por sentada" y "no se puede garantizar la paz sin invertir en seguridad", insistiendo en el mundo "más impredecible y más incierto" actual.

"Es bueno que mucha gente, especialmente los jóvenes, no puedan ni imaginar la guerra porque esto refleja la realidad de que en Europa ha habido paz durante mucho tiempo", un "éxito", ha subrayado, al que la OTAN y otras organizaciones internacionales han ayudado a sostener.

"Pero tenemos que tener cuidado de no dar por sentada la paz. Porque nunca podemos garantizar la paz sin invertir en seguridad", ha avisado, recordando que "durante siglos" en Europa "lo normal" era la guerra entre distintas potencias, hoy miembros de la OTAN.

Al ser preguntado por la reclamación de países aliados como España e Italia, que hacen notables contribuciones a operaciones de la OTAN, para que éstas se tengan también en cuenta la contribución al gasto, Stoltenberg ha recordado que el pacto para medir el reparto de la carga tendrá en cuenta "el dinero, las capacidades y las contribuciones a las operaciones".

"Los tres son importantes y evaluaremos los tres. No se puede cumplir uno y que sirva como excusa para no cumplir otro. Hay que cumplir los tres", ha remachado, dejando claro que ya se ha acordado "una forma estandarizada para contabilizar el gasto en defensa".

"Y tenemos que atenernos a esto porque tenemos que poder comparar. Necesitamos la misma manera de medir el gasto en defensa en todos los países. No es una cuestión técnica que yo pueda cambiar. Si se va a cambiar, tiene que ser una decisión política que tienen que acordar los 29 aliados", ha zanjado.

"Elogio a Italia y España por sus contribuciones. Lo hago muchas veces, muy frecuente porque les he visto en diferentes misiones y operaciones. Pero al mismo tiempo necesitamos ver un aumento en el gasto en defensa para desarrollar más capacidades, ser capaces de aumentar la preparación de nuestras fuerzas y contribuir más a misiones y operaciones de la OTAN", ha agregado. "No es una cosa u otra", ha insistido.

LÍNEA MÁS BORROSA ENTRE LA PAZ Y LA GUERRA

Stoltenberg ha alertado además de que "la línea es más borrosa entre la paz y la guerra" en la actualidad. "Antes era paz o guerra Ahora vemos ciberataques casi a diario y tácticas híbridas, intentos para interferir en procesos políticos, vemos ataques terroristas, No lo llamamos guerra pero son acciones agresivas", ha esgrimido, dejando claro que no se considera "un pacifista".

"Creo que necesitamos la defensa para preservar la paz. Y creo que los antiguos romanos tenían razón cuando decían que si quieres la paz, prepárate para la guerra. Pero creo firmemente en la paz y creo en el control de armas y no quiero una nueva Guerra Fría", ha subrayado.

"Al igual que todos reducimos el gasto en defensa al final de la Guerra Fría cuando las tensiones disminuyeron, debemos ahora poder aumentar el gasto en defensa cuando la tensione están aumentando", han zanjado.

DIÁLOGO CON RUSIA Y NO ESPECULA SOBRE POSIBLE CONFLICTO

A pesar de que las relaciones entre la OTAN y Rusia pasan por sus peores momentos desde el final de la Guerra Fría, Stoltenberg ha insistido en que hay que mantener el diálogo con Rusia y le ha pedido "salvar el tratado de Fuerzas Nucleares de alcance intermedio" volviendo a cumplirlo.

"Porque Rusia es nuestro vecino y debemos intentar mejorar nuestra relación con Rusia", ha dicho, si bien se ha mostrado confiado en que si no es posible salvar el tratado los aliados responderán de forma "unida" y "comedida". "No tenemos ninguna intención de desplegar ningún arma nuclear lanzada desde tierra en Europa", ha asegurado.

Stontenberg no ha querido pronunciarse sobre si está totalmente fuera de cuestión la posibilidad de un nuevo conflicto armado con Rusia y la OTAN. "Si comienzo a especular sobre un fracaso de la OTAN en cumplir su principal objetivo minaré la credibilidad de la OTAN. Hemos sido extremadamente útiles para impedir el conflicto, disuadir a la Unión Soviética y a cualquier adversario potencial desde entonces y seguimos dando una defensa y disuasión creíbles a diario", ha defendido.

OPERACIONES EN EL EXTERIOR

Al ser preguntado por la fragilidad de países en los que la OTAN ha intervenido y desplegado operaciones militares como Bosnia, Kosovo, Afganistán, Libia e Irak y en vísperas del 20 aniversario de los bombardeos aliados sobre la antigua Yugoslavia, una operación no autorizada por la ONU, Stoltenberg ha justificado la primera intervención aliada fuera de sus fronteras por las "atrocidades contra civiles".

"Vimos que los esfuerzos diplomáticos no tuvieron éxito. Por tanto entramos y ayudamos a acabar con un conflicto, proteger a civiles y creamos la base para una solución pacífica", ha dicho, al tiempo que ha defendido que la OTAN también se quedó en Kosovo con una misión para contribuir a garantizar la seguridad "de todos" sus ciudadanos tras ayudar a "poner fin al conflicto entre Serbia y Kosovo". "En Libia vivimos el mismo dilema. Vimos civiles que estaban siendo atacados, atrocidades contra los civiles", ha recordado.

"Nunca es fácil decidir cuándo intervenir y cuando no intervenir. Pero lo que tenemos que entender es que no intervenir también tiene un coste. El mundo no intervino durante las atrocidades en Ruanda en los 90. No intervinimos antes de las masacres de Srebrenica. Y mucha gente criticará a la comunidad internacional por intervenir demasiado tarde (..) cuando vimos las atrocidades en Siria", ha dicho.

Stoltenberg ha defendido con todo las intervenciones en Afganistán, pero también en Libia y a través de la coalición internacional encabezada por Estados Unidos contra el Estado Islámico en Irak y en Siria, de la que forma parte la OTAN, porque si estos territorios "se convierten en santuarios para terroristas internacionales es una amenaza para nosotros".

"Por eso estamos operando más allá de nuestras fronteras", ha esgrimido, insistiendo en que aunque "no todos los problemas se han resuelto" en Siria, Irak o Afganistán. "Pero en comparación con todo estábamos es una diferencia enorme", ha dicho, en alusión a la brutalidad del Califato del Estado Islámico en Siria e Irak y del régimen talibán en Afganistán, especialmente para las mujeres. "En comparación con dónde estábamos es una diferencia enorme", ha dicho.

Contador

Para leer más