Un testigo pide investigar a una funcionaria por la difusión de los correos de Blesa y pide amparo por sospechar de él

Publicado 14/01/2015 13:14:30CET

El TSJM sigue sin saber el paradero de la testigo protegida que acusó a Elpidio Silva de poseer los emails corporativos

MADRID, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

El abogado Luis Pineda ha pedido este miércoles a la magistrada del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Susana Polo, que investigue a una funcionaria que trabajó en el juzgado del que entonces era titular Elpidio Silva por la publicación de los correos electrónicos del expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa y ha solicitado amparo por haber sospechado de él cuando tiene calidad de testigo.

Pineda, que es presidente de Ausbanc y ejerció la defensa de Manos Limpias contra Blesa, ha comparecido este miércoles como testigo ante la magistrada que investiga la difusión de los emails del banquero y mantiene imputado por un presunto delito de revelación de secretos al juez que ordenó su intervención, Elpidio Silva.

Durante su declaración, el testigo ha explicado que hubo dos momentos críticos en los que múltiples personas pudieron acceder a esos correos. Uno de ellos fue entre el 7 y el 8 de febrero de 2013, cuando Bankia entregó la documentación al Juzgado de Instrucción número 9 de Madrid hasta que se decretó el secreto de las actuaciones un día después.

Según ha dicho, el segundo se produjo entre el 29 de abril y el 9 de mayo de 2013, cuando se ordenó el volcado y adveración de los emails y se levantó el secreto del procedimiento. Para Pineda, durante esas fechas críticas la Fiscalía, los funcionarios y el juez decano podían acceder a esa documentación.

El compareciente ha explicado que a él no se le han mostrado esos correos y ha pedido que se abra la investigación a una gestora procesal, a quien Manos Limpias ya denunció por revelación de secretos. En este sentido, ha pedido saber si esta funcionaria -que compareció con más compañeros en el juicio contra Silva-- mantiene relación con Blesa o la defensa.

Pineda ha advertido de que este procedimiento supone un "ataque" a la libertad de expresión y a la investigación periodística de los medios de comunicación de información "veraz" y ha expresado a la magistrada que esta causa beneficia al propio Blesa con el riesgo de anular los procesos abiertos contra él.

"PRESUNCIÓN DE CULPABILIDAD"

Pineda, que en un momento de su declaración ha recordado su derecho a no ser interrumpido en su narración por la juez, ha solicitado además amparo por la resolución en la que se le citaba junto a otros testigos, que indiciariamente tuvieron conocimiento de que Silva tenía acceso al contenido de estos e-mails, que "estudiaron con él su posible utilidad o le ayudaron a publicarlos".

A su juicio, es "intolerable que se presuma la culpabilidad de un testigo, se "insinúe que cometió un delito y se exponga esta idea preconcebida antes de tomarle declaración", según ha declarado a Europa Press.

Elpidio Silva permanece imputado por un delito de revelación de secretos del artículo 417 del Código Penal, que castiga al funcionario que revele secretos de terceros de los que tenga conocimiento por razón de su oficio y que conlleva penas de multa, inhabilitación e incluso prisión.

En el marco de esta causa, la magistrada investiga la filtración de los e-mails del exbanquero, a quien se llegaron a intervenir 8.777 correos corporativos. La testigo protegido, que acusó a Silva de tener los emails, no ha podido ser localizada desde el pasado julio, cuando no se presentó a la declaración a la que había sido llamada por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, según informaron fuentes jurídicas.