Actualizado 04/09/2012 21:24 CET

La misión de entrenamiento antiterrorista en Níger tiene ya 20 efectivos y estará operativa en diciembre

BRUSELAS, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

La misión civil de entrenamiento de la UE en Níger para formar a las fuerzas de seguridad del país y contribuir así a la lucha contra el terrorismo y el crimen organizado en la región del Sahel que está dirigida por el coronel español de la Guardia Civil Francisco Espinosa Navas ya ha comenzado a trabajar sobre el terreno con una veintena de efectivos desplegados este mes.

El jefe de la misión ha explicado a un pequeño grupo de periodistas, incluido Europa Press, que el entrenamiento de las fuerzas de Policía, Gendarmería y de la Guardia Nacional de Níger comenzará "lo antes posible" en la capital, Niamey, una vez se concluya "el inventario de necesidades", la evaluación del nivel de formación de los distintos cuerpos de seguridad y las autoridades del país detallen qué tipo de asistencia requieren. En los primeros contactos sobre el terreno, Níger ha solicitado mejorar las capacidades de sus efectivos para recabar Inteligencia.

Espinosa Navas ha dejado claro que la misión europea tiene carácter civil y carece de "poderes ejecutivos", por lo que no participarán en ningún tipo de acción antiterrorista como tal y ha explicado que el entrenamiento exacto, que en todo caso será de tipo "teórico", se conocerá una vez que las autoridades del país trasladen sus prioridades para poder proceder a la planificación de los cursos. El entrenamiento práctico correrá a cargo de las autoridades nacionales.

"NO PORTAMOS ARMAS"

"La misión es civil, no portamos armas y no tenemos poderes ejecutivos", ha recalcado el coronel español, que ha dejado claro que serán las fuerzas de Níger las que actúen. "Ellos actúan", ha puntualizado.

El oficial español, que llegó a Níger el pasado 8 de agosto con los primeros efectivos, ha avanzado que aunque la situación en el país "está tranquila" se enfrenta a amenazas como la presencia de Al Qaeda en el Magreb Islámico, el crimen organizado y la delincuencia común, el tráfico de seres humanos, de droga y de armas, si bien en este último punto ha admitido que todavía no disponen de datos de Inteligencia que confirmen el trasvase de armas de Libia a Níger ante el éxodo de mercenarios que lucharon con el régimen de Muamar Gadafi.

La misión espera contribuir a mejorar en todo caso la coordinación entre los Cuerpos de Policía, Gendarmería y la Guardia Nacional del país, que suman alrededor de 30.000 efectivos, y también prevé desplegar este mismo mes sendos oficiales de enlace en Bamako (Malí) y Nuakchot (Mauritania) para garantizar la coordinación con ambos países porque "habrá muchas acciones a nivel regional" en la lucha contra el terrorismo, aunque "de momento" no está previsto que la misión se amplíe a ambos países, según ha explicado el coronel español.

Argelia, según han explicado fuentes europeas, también ha trasladado por su parte interés en colaborar con la misión, que recibió luz verde de los Veintisiete el pasado 17 de julio.

Al margen de la contribución de la UE, otros países como Estados Unidos y Francia ya están haciendo misiones de entrenamiento sobre el terreno en la lucha antiterrorista, según han explicado fuentes europeas.

El coronel español, que este lunes se reunió en Bruselas con la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Catherine Ashton, ha explicado que el entrenamiento de la UE como tal comenzará "como muy tarde" en un plazo de cuatro meses en diciembre, cuando se espera que la misión alcance su capacidad operativa plena, aunque su intención es comenzar las tareas de entrenamiento "lo antes posible".

El jefe de la misión, bautizada 'EUCAP Sahel', llegó a Niamey el pasado 8 de agosto junto con otros cuatro efectivos de la misión, que ya cuenta con una veintena de expertos sobre el terreno.

PAÍSES QUE PARTICIPAN

España, Francia, Italia, Bélgica y Suecia han enviado hasta ahora la veintena de efectivos que integran la misión, aunque el proceso de reclutamiento todavía está en marcha y la misión está abierta a terceros países interesados como Suiza, cuya contribución todavía no se ha materializado. Además del jefe de la misión, España ha enviado de momento a otro experto de la Guardia Civil experto en Estado de Derecho.

Aunque los Veintisiete han aprobado que la misión pueda contar con un máximo de 50 efectivos internacionales y otros 30 locales, fuentes europeas han explicado que no se espera que la misión cuente con mucho más de 30 efectivos para entrenamiento exclusivamente. El resto serán expertos de apoyo logístico, financiero y administrativo.

El jefe de la misión, cuyo mandato tiene dos años de duración, no ha descartado que la UE pueda eventualmente proporcionar sistemas de comunicación y otros equipos a las fuerzas de seguridad de Níger a través de otros programas, pero ha dejado claro que ello que los 8,7 millones de presupuesto aprobado para la misión es exclusivamente para entrenamiento. La UE no descarta tampoco lanzar más adelante algún otro apoyo más específico, por ejemplo para mejorar la gestión de las fronteras en el país.