Actualizado 12/01/2009 19:42 CET

Unión de Guardias Civiles dice que la Institución no puede ser "un coladero de gente con un coeficiente bastante bajo"

Denuncia el aumento de bajas psicológicas entre suboficiales y dice tener "verdadero espíritu sindical" de cara al Consejo

MADRID, 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Unión de Guardias Civiles (UniónGC), que cuenta con más de 7.000 afiliados, pidió hoy "elevar el coeficiente intelectual" de algunos aspirantes, en su mayoría los procedentes del Ejército de Tierra, y comparó al Instituto Armado con un "coladero de gente con un coeficiente bastante bajo".

El secretario general de la UniónGC, Manuel Mato, afirmó que en la Guardia Civil existen "dos velocidades" y criticó que algunos miembros de la Guardia Civil procedentes del Ministerio de Defensa han accedido con "un coeficiente intelectual bastante bajo" en comparación con los que lo hicieron a través de una "dura" oposición y cuentan con una mayor formación. En este sentido, advirtió que los grandes perjudicados son los ciudadanos, quienes precisan de un Cuerpo "formado y cualificado".

"Están los formados y los de 'a sus órdenes, firmes, a cubrirse y a pegar tiros", indicó, para señalar que han entrado en el Instituto Armado algunos soldados "con un 70 por ciento de coeficiente intelectual". Desde su organización, también destacaron la necesidad de elevar los requisitos que se exigen al candidato a la hora de acceder al puesto de oficial superior, quienes ahora "entran en la Academia militar sólo con la selectividad y no se les pide un título universitario".

VELÁZQUEZ, COMO LA PROVINCIA DE TERUEL

La asociación presentó las líneas generales de su programa, del que ya ha repartido 3.500 ejemplares a lo largo de todo el territorio nacional, y anunció que interpondrá hoy una denuncia por la que pide a la representante de Interior en la Comisión Electoral, la secretaria general técnica María Ángeles González García, que retire al representante de la UniónGC en el caso de que no se resuelvan diversas "irregularidades" producidas durante el proceso electoral.

Entre algunas de las irregularidades, se han sobrepasado los plazos a la hora de ampliar los puntos de votación y no se ha facilitado a la UniónGC el censo electoral, con los datos de los guardias civiles que pueden participar en las votaciones.

En la sede central de la organización en Madrid, Mato criticó la imposibilidad de exponer sus reivindicaciones al director general de la Policía y la Guardia Civil, Francisco Javier Velázquez, porque "dicen que existe pero no se sabe si es virtual", y lo comparó, en este sentido, con "el slogan de 'Teruel existe'".

LEY DE DERECHOS Y DEBERES, "LEY BASURA"

El director de campaña Roberto Pardo avanzó algunas de las propuestas dirigidas a la escala de cabos y guardias civiles así como a la de suboficiales. Entre ellas, reivindicó la previsión del servicio planificada con una mayor antelación y la reestructuración geográfica de las actuales unidades, de manera que ninguna tenga menos de cuarenta efectivos en su plantilla.

La asociación de guardias civiles también reclamó una serie de reformas legislativas y citó la necesidad de modificar la actual Ley de Derechos y Deberes, el Código Penal, y el Régimen Disciplinario, el cual ha "incrementado de forma desmesurada" las sanciones disciplinarias y es "mucho más duro" que el anterior. "Ha incrementado la sanción de suspensión de empleo, pasando de los anteriores 'de un mes a un año' a los actuales 'de tres meses y un día a seis años'", expuso.

Otro de los ejes fundamentales se centra en acabar con "la deuda histórica" que supone la falta de equiparación retributiva con respecto al resto de policías, y especialmente con las autonómicas. Al respecto, apuntaron que existen diferencias de hasta 700 euros entre los Mossos d'Esquadra y los integrantes de la Benemérita.

BAJAS PSICOLÓGICAS Y SUICIDIOS ENTRE SUBOFICIALES

En representación de la escala de suboficiales, Tomás Domínguez, denunció las crecientes bajas psicológicas y suicidios registrados entre los suboficiales, quienes necesitan una mejor "regulación de laS normas y de sus puestos de trabajo".

La UniónGC expuso que defenderá un compromiso con la "Unidad de Acción", en la que están integradas las principales asociaciones de guardias civiles y en algunos casos también los sindicatos policiales, para conseguir que la Administración "reconozca de una vez por todas" los derechos de los miembros del Cuerpo.

"Somos la más beligerante y la que no se casa con nadie", recalcó el representante de la escala de cabos y guardias, Miguel Ángel Lezcano, quien hizo hincapié en que su asociación tiene "un verdadero espíritu sindical" y en base a él trabajará para conseguir la dignidad económica y laboral que necesitan los guardias civiles.