Publicado 14/12/2021 21:22CET

UP retiró su firma a la ley de colectivos para "no dar excusas" al PSOE para romper el acuerdo sobre vivienda

El portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, a su llegada a una rueda de prensa anterior a una Junta de Portavoces en el Congreso de los Diputados, a 14 de diciembre de 2021, en Madrid, (España).
El portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, a su llegada a una rueda de prensa anterior a una Junta de Portavoces en el Congreso de los Diputados, a 14 de diciembre de 2021, en Madrid, (España). - Eduardo Parra - Europa Press

MADRID, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

Unidas Podemos ha explicado que ha retirado su firma como proponente de la ley de vivienda impulsada por colectivos sociales para mostrar su "compromiso" también con la normativa elaborada desde el Ejecutivo y, de esta forma, "no darle ninguna excusa al PSOE para romper el acuerdo" en esta materia.

Eso sí, fuentes del grupo confederal han subrayado que votan a favor de esa proposición en apoyo a los colectivos en favor del derecho a la vivienda, pues sin su trabajo "no se entendería ninguno de los logros" alcanzados en esta materia.

El PSOE, el PP, Vox y Ciudadanos han rechazado en el Pleno del Congreso la tramitación de esta iniciativa, que no logra superar la primera votación en la Cámara Baja.

La proposición de ley fue impulsada por CCOO, UGT, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca y el Sindicato de Inquilinos, entre otros colectivos, y respaldada por la formación morada, ERC, EH-Bildu, la CUP, Más País-Equo y Compromís.

Sin embargo, el grupo confederal se ha descolgado en el último momento de la defensa de la iniciativa, retirando su firma, como gesto hacia el PSOE.

Los morados aspiran cuando se abra la tramitación de la ley del Gobierno a reducir a tres meses el periodo de tránsito desde su aprobación hasta la entrada en vigor del sistema de índices de referencia para regular los precios del alquiler, en lugar de los 18 meses que se fija ahora en el texto como 'vacatio legis'.

El grupo confederal ya está elaborando una serie de enmiendas para tratar de mejorar los contenidos del texto, que se prevé aprobar en segunda vuelta en el Consejo de Ministros antes de finales de año. Esta norma requirió una negociación de un año entre los socios de coalición.

Una vez cumplimentado este trámite, el proyecto de ley se remitirá a la Cámara Baja para su aprobación final, con lo que se abrirá la opción de los grupos parlamentarios para plantear modificaciones.

ENMIENDAS

Entre estas enmiendas que registrará el espacio confederal, figura una propuesta de Podemos en la que se plantea reducir el plazo para la aprobación del sistema de índices de precios de referencia, diseñado por el Ministerio de Transportes, de 18 a 3 meses.

De esta forma, las comunidades autónomas que así lo decidan podrían empezar a desplegar este mecanismo de regulación de precios en zonas tensionadas en un plazo considerablemente más reducido.

BELARRA: LA LEY PUEDE IR "MÁS ALLÁ"

La ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, aseguró el pasado viernes que la Ley de Vivienda puede ir "más allá" de lo fijado en el anteproyecto del Gobierno y se mostró partidaria de negociar con grupos parlamentarios de cara a mejorar el texto.

ERC, EH-Bildu y Compromís han advertido este martes al PSOE que tratarán de ampliar la Ley de Vivienda que apruebe el Gobierno.

Para leer más