UPyD pide incompatibilidades y límites temporales para la asignación de los expresidentes

Publicado 27/08/2015 17:59:28CET
Felipe González,José María Aznar, y José Luís Rodriguez Zapatero
POOL

Aboga por congelar el presupuesto de las Cortes Generales "tras importantes escándalos de gastos indebidos"

MADRID, 27 Ago. (EUROPA PRESS) -

Unión, Progreso y Democracia (UPyD) quiere que los expresidentes del Gobierno no puedan recibir retribuciones públicas a la vez que cobran por sus actividades privadas, según plasma en sus enmiendas al proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2016 presentadas en el Congreso, y recogidas por Europa Press.

La formación 'magenta' recuerda que "la confianza de los ciudadanos en las instituciones democráticas descansa en el principio de transparencia en la gestión de los fondos públicos", por lo que aboga por delimitar las incompatibilidades entre la percepción de fondos públicos y dinero procedente de la actividad profesional privada.

En el proyecto de cuentas públicas presentado por el Gobierno, el Ministerio de la Presidencia contempla que la dotación prevista para los expresidentes del Gobierno se mantendrá el próximo año en 223.740 euros.

Esta cantidad se rebajó de los 298.320 euros de 2014 habida cuenta del fallecimiento de uno de sus perceptores, Adolfo Suárez. Los otros tres expresidentes (Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero) seguirán percibiendo unos 75.000 euros al año. Si en 2016 Mariano Rajoy se convierte en expresidente del Gobierno, habrá que repartir entre cuatro o modificar la cuantía.

En sus enmiendas, UPyD subraya además la necesidad de desarrollar un estatuto de los expresidentes del Gobierno que establezca un límite temporal a las prerrogativas que reciben al cesar del cargo.

CONGELAR EL PRESUPUESTO DE LAS CORTES GENERALES

El partido liderado por Andrés Herzog también pide congelar el presupuesto de las Cortes Generales, que en el proyecto del Gobierno presenta un ascenso del 2,05 por ciento respecto a 2015.

A su juicio, las Cortes Generales deben promover "una mayor eficiencia y ejemplaridad" de sus cuentas y denuncia "el insatisfactorio control del gasto discrecional del Congreso y del Senado", que además "persiste tras importantes escándalos de gastos indebidos".

UPyD insiste también en su tradicional petición para suprimir el servicio de traductores para el Senado. "Teniendo en cuenta que la lengua oficial de todos los senadores es el castellano, parece un tanto ilógico el mantenimiento de este servicio mientras se ha venido recortando en otras partidas que son indispensables para el mantenimiento del Estado del Bienestar", defiende.

Para leer más