Urkullu dice que no oculta ni elude los problemas de los vascos y rechaza la "autocomplacencia y el catastrofismo"

Publicado: viernes, 22 septiembre 2023 11:10

PP pide una remodelación del Gobierno y denuncia el "tremendo escándalo de que Educación adjudique contratos a la empresa de un asesor"

VITORIA, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Lehendakari, Iñigo Urkullu, ha afirmado que no oculta ni elude los problemas de los vascos y ha rechazado la autocomplacencia y el catastrofismo, mientras ha mostrado su voluntad de "mejora continua".

Urkullu ha realizado esta manifestaciones en el Parlamento vasco en respuesta una pregunta formulada por el parlamentario del PP Carlos Iturgaiz sobre su valoración sobre la gestión del Gobierno vasco.

Iturgaiz ha denunciado el "escaso" nivel de autocrítica del Lehendakari en el pasado pleno de Política General y, tras indicar que "pocos le creyeron", ha señalado que "hoy la crítica es un clamor social", con "abundantes" movilizaciones sociales y su "oasis nacional" hace tiempo que se secó". Por ello, le ha pedido una repuesta a los "problemas reales" que afectan a los vascos.

Urkullu ha recordado que el jueves pasado durante el pleno de Política General asumió los problemas de la ciudadanía y mencionó ocho áreas concretas sobre las que había "margen de mejora".

En concreto, ha citado el coste de la vida y el impacto en las familias, el servicio público de salud, la calidad del empleo, vivienda, el servicio de cuidados, los programas de ayudas a la juventud o el ámbito de la seguridad. Urkullu ha subrayado que, además de hacer autocrítica, adquirió "compromisos concretos ante la sociedad".

"¿Cómo vamos a creer que lo que ha sido incapaz de realizar usted en cuatro años lo vaya usted también a arreglar en cuatro meses, como anunció en el último debate de Política General?, le ha respondido Iturgaiz a Urkullu en su segunda intervención.

Iturgaiz le ha preguntado, por ejemplo, si es necesario "tensar a las familias vascas" ante el inicio del curso por un problema con el transporte escolar que el Gobierno fue "incapaz de arreglarlo" antes de comenzar el curso. "Y encima nos desayunamos hoy con la noticia, tremendo escándalo de que Educación adjudica contratos de transporte escolar a la empresa de uno de sus asesores", ha denunciado.

También le ha preguntado si cree que es de recibo poner "parches" a una sanidad que está "en caída libre y con su reputación por los suelos". Junto a ello, se ha cuestionado sobre si la sociedad se merece ver "con sonrojo a un Gobierno de espaldas a la Policía con los ertzainas ayer en la puerta del Parlamento".

"¿Es necesario retorcer el sistema educativo para sin acuerdo ni siquiera en su Gobierno promover una imposición lingüística que aleje aún más al talento de nuestro tejido económico? ¿A qué se dedican sus consejeros de gobierno Lehendakari? A la territorialidad. ¿A qué ha dedicado usted el mes de agosto?, ¿a tratar de arreglar los problemas reales de los vascos o a confeccionar su convención constitucional?. ¿Cuántos vascos Lehendakari se están quedando atrás por su deseo de imprimir una marcha más a sus políticas del nacionalismo obligatorio. ¿Cuántos se van a marchar?", ha preguntado.

Iturgaiz ha aludido a todos los "frentes" abiertos en el Gobierno con consejerías "en entredicho", de manera que el Ejecutivo "parece más bien la unidad de Grandes Quemados". Por lo tanto, le ha pedido que reaccione, que haga una "crisis de gobierno y afronte el final de la legislatura con nuevas fuerzas".

El parlamentario del PP vasco, que ha dicho a Urkullu que ya se ha colocado "en pre-campaña electoral", ha indicado que no cree que se esté en "los minutos basura de la legislatura" y, por ello, le ha conminado a hacer "una remodelación de su gabinete para que pueda dar respuesta a los vascos". "Los vascos necesitamos respuestas que no llegan desde Lakua", ha indicado.

Ante estas palabras, Urkullu ha afirmado que el propio Iturgaiz ha fijado la fecha de las elecciones "en cuatro meses" y le ha reprochado que se haya olvidado de decir los "tres ámbitos de mejora" que fijó tras el consejo de Gobierno de agosto.

"Conozco y reconozco los problemas reales que afectan a los vascos, y ni los oculto, ni los eludo. Los escucho, los comprendo y pongo todo mi empeño en tratar de resolverlos", ha asegurado.

VALORACIÓN OBJETIVA

Urkullu ha manifestado que, en el pleno de Política General, compartió "una valoración objetiva" de la gestión del Gobierno, asumió los problemas reales de la ciudadanía y la responsabilidad de trabajar para resolverlos.

El Lehendakari ha recordado que destacó tres ámbitos de mejora en los objetivos de país y que en siete objetivos el balance "refleja un cumplimiento efectivo de la meta prevista o una evolución favorable". Ha añadido que también enumeró las circunstancias que explican "el menor avance" en tres objetivos.

Además, ha apuntado que también citó los proyectos legislativos pendientes y las leyes que se encuentran en tramitación en esta Cámara. En todo caso, ha precisado que el calendario legislativo del Gobierno se va a cumplir.

Por otra parte, también ha señalado que 38 de los 40 compromisos adquiridos hace un año se han cumplido o están en vías de cumplimiento y estableció tres ámbitos prioritarios de mejora -atención primaria y reducción de las listas de espera, impulso a las energías renovables, reto demográfico y políticas de juventud-. Junto a ello, ha destacado que ha adquirido ocho compromisos concretos para "dar respuesta a las principales demandas y necesidades de la ciudadanía".

Urkullu ha respondido con "indicadores objetivos y públicos" a la valoración que le exigía Iturgaiz y ha señalado que el índice de calidad del Gobierno otorga a Euskadi un valor de 96 sobre 100 y ese índice se basa en tres parámetros, eficiencia en la prestación de servicios públicos, imparcialidad en la prestación de sus servicios y ausencia de corrupción.

Por otra parte, ha destacado que en Euskadi el 75% de la ciudadanía califica como "buena o muy buena" la prestación de los servicios públicos cuando la media en Europa es del 52%. También ha indicado que el índice de desarrollo humano en Euskadi es de 93 sobre 100 y la ciudadanía valora en un 75 sobre 100 su satisfacción con la vida.

"Reitero mi valoración del Gobierno, ni autocomplacencia ni catastrofismo, vocación permanente de mejora continua, y le recuerdo que la puerta a la colaboración está siempre abierta. Tiene usted en esta Cámara oportunidades cada semana para llevar a la práctica su voluntad y volverá a tenerla con la tramitación del proyecto de presupuestos para 2024, no para cuatro meses, sino para 2024 que es precisamente la mejor herramienta para dar respuesta a los problemas reales que afectan a los vascos, ha concluido.

Más información