Valladolid recordará hoy a Joaquín Blake y Joyes, fundador del Cuerpo de Estado Mayor, creado hace 200 años

Actualizado 09/06/2010 9:24:41 CET

VALLADOLID, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

El capitán general Joaquín Blake y Joyes, fundador del Cuerpo de Estado Mayor, será homenajeado hoy en la Iglesia vallisoletana de El Salvador al cumplirse el bicentenario de la creación de este organismo.

El general Blake estudió y propuso la creación de un Cuerpo especializado que pusiese a sus miembros en situación de poder interpretar y auxiliar las necesidades de los ejércitos en campaña y su propuesta se elevó al Consejo de Regencia de España e Indias, en 25 de mayo de 1810 y resultaría aprobada el siguiente 9 de junio.

La existencia de este nuevo Cuerpo posibilitaría que durante los siguientes cuatro años que aún duraría la guerra se adoptasen medidas militares en un modo más coherente y previamente estudiados.

El capitán general Joaquín Blake y Joyes, Regente del Reino y Fundador del Cuerpo de Estado Mayor, según informaron a Europa Press fuentes del Ministerio de Defensa, era de ascendencia irlandesa y calidad noble y nació en Málaga el 19 de agosto de 1759.

Sentó plaza de Cadete del Regimiento de Infantería América el 10 de enero de 1774, cuando aún no contaba 15 años, y fue nombrado el 18 de septiembre de 1775 subteniente de Fusileros dada su especial aplicación; en 1777 se le designó Maestro de Cadetes y asistió al bloqueo de Gibraltar y posterior participación en la ocupación de Mahón, tras lo que fue nombrado subteniente de Granaderos el 13 de julio de 1781.

Unos meses después, el 1 de marzo de 1782, alcanzó el grado de Teniente y, firmada la Paz de Versalles en 1783, se trasladó nuevamente a la Península y el 27 de junio de 1784 fue nombrado teniente con destino a la Academia de Cadetes del Puerto de Santa María.

Ascendió a teniente de Granaderos con fecha 9 de junio de 1787 y a capitán el 12 de agosto de 1791. Incorporado a su Regimiento, los días 25 de abril y 5 de mayo de 1793 asistió a las acciones de Sare o Zara y de Urrugne en los Pirineos Occidentales en las tropas del general Caro.

HERIDO EN 1794

Con la creación del Regimiento de Voluntarios de Castilla fue ascendido a Sargento Mayor con el objetivo de adiestrarlos con premura y que pasaran al Rosellón y, tras diversas acciones, el día 19 de agosto de 1794 resultó herido en el ataque a la Muga.

En 1795 ascendería a Teniente Coronel del Regimiento de Cazadores Voluntarios de la Corona, cuerpo formado con jefes, oficiales y soldados elegidos entre los mejores para ser un regimiento capaz de llevar a cabo las más complejas acciones y así intentar la elevación de la decaída moral del resto de las tropas.

Por sus brillantes acciones se le premiaría con el grado de Coronel el 4 de septiembre y unos días después, el 25 de septiembre, solicitó el retiro.

Fue Regente del Reino en diciembre de 1810 y, por los méritos adquiridos en la batalla de Albuera, fue ascendido a Capitán general en 1811. En febrero de 1812 fue hecho prisionero en Valencia y permanecería encerrado en el castillo francés de Vincennes hasta el año 1814 en que regresó a España. El 28 de abril de 1815 fue nombrado Ingeniero General de los Ejércitos y falleció en Valladolid el 27 de abril de 1827.