Xosé Manuel Beiras abandona el BNG, el frente nacionalista que contribuyó a fundar en 1982

Actualizado 12/02/2012 20:51:34 CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

Xosé Manuel Beiras abandonará con el Encontro Irmandiño el BNG, el frente nacionalista que contribuyó a fundar en 1982, después de la XIII Asamblea Nacional que se celebró el último fin de semana de enero y en el que el histórico nacionalista que llevó a la formación a sus cotas más altas en el Parlamento gallego en los años 90 pretendía un proyecto de "regeneración democrática y refundación" que, a su juicio y el de la asamblea de los 'irmandiños', no se cumplió.

La salida del Encontro Irmandiño, que participó como corriente crítica en la asamblea extraordinaria del BNG en 2009 y después de constituyó en partido en 2010, se ha aprobado en asamblea este domingo en Santiago por aclamación.

También supone la marcha de uno de los referentes entre los alcaldes nacionalistas y joven político cuyo nombre ha estado en las quinielas de los relevos generacionales de la formación frentista. Se trata del regidor de Teo, Martiño Noriega, que tras gobernar en minoría la anterior legislatura, en los pasados comicios de mayo consiguió nueve ediles que le dieron la mayoría absoluta bajo el lema 'Teo é teu'.

La decisión de la asamblea celebrada este domingo en Santiago de Compostela, y que ha tenido carácter abierto a la ciudadanía, es la primera marcha en bloque, tras la decisión de la dirección de Esquerda Nacionalista de abandonar la formación frentista, aunque en este caso y aunque las fuentes de esta organización dicen que "no hay marcha atrás", todavía falta por someter la determinación a la asamblea. También el Partido Nacionalista Galego (PNG) camina hacia su escisión del BNG y ha convocado un congreso para el 17 de marzo en el que abordarán si permanecen o dejan el frente nacionalista.

A ello, hay sumar bajas individuales de los últimos días, como la del exsenador Xosé Manuel Pérez Bouza, o la renuncia de su acta como parlamentaria en la Cámara gallega de Teresa Táboas, cuya salida del BNG también es previsible; junto con la baja solicitada por la exsecretaria xeral del Sindicato Labrego Galego (SLG) Lidia Senra.