30 de mayo de 2020
 
Actualizado 22/05/2020 16:23:26 +00:00 CET

El yihadista detenido en Ciudad Real adoctrinó a "soldados invisibles" y expresó su voluntad de atacar a policías

Agentes de la Policía Nacional desplegados en la calle
Agentes de la Policía Nacional desplegados en la calle - EUROPA PRESS - Archivo

Se había fugado de Marruecos, donde también captó a otros seguidores que planificaron atentados en este país y en Emiratos Árabes Unidos

MADRID, 22 May. (EUROPA PRESS) -

El yihadista detenido en Bolaños de Calatrava (Ciudad Real) y que ha ingresado este viernes en prisión provisional captó y adoctrinó presuntamente a otras tres personas que se autodefinían como "soldados invisibles de DAESH" y expresó su voluntad de atacar a policías. El líder del grupo se había fugado en el pasado de Marruecos, país en el que había planeado atentados, al igual que en Emiratos Árabes Unidos.

Según ha informado la Policía, la investigación en colaboración con la policía marroquí constató que dicho individuo era un seguidor de Abu Muhammad al Adnani, el que, hasta su fallecimiento, fue el jefe de las operaciones exteriores de DAESH, su portavoz y, además, su máximo responsable en Siria. Este líder llamó a sus fieles a matar a ciudadanos de los países que formaban parte de la coalición liderada por EE UU.

Además, en las últimas semanas, había comunicado a su círculo más cercano su desesperación porque no le gustaba su estilo de vida "y advertía de que tenía un plan para revertir su situación", según ha informado la Policía. Recientemente, de manera directa, había verbalizado su odio contra las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y había mostrado su deseo de atacarles mientras realizaban sus funciones.

La investigación desarrollada por la Comisaría General de Información de la Policía Nacional ha culminado con la desarticulación de un grupo yihadista asentado en Bolaños de Calatrava, un municipio de Ciudad Real de 12.000 habitantes. En la operación han sido detenidas cuatro personas: el líder y otros tres individuos que habían sido captados y adoctrinados por él.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número dos de la Audiencia Nacional ha tomado este viernes declaración al líder del grupo y a su principal colaborador, decretando el ingreso en prisión del primero y la libertad con medidas cautelares del segundo.

ADOCTRINAMIENTO RADICAL

Con la detección en España del citado yihadista se procedió a una monitorización de sus movimientos durante más de un año en el marco de una operación conjunta entre la Policía y la DGST marroquí --que ya lo había arrestado con anterioridad en otras operaciones--.

Durante su estancia en España se pudo comprobar que el detenido replicó la labor de captación desarrollada en Marruecos, tanto en redes sociales como en el plano físico, aglutinando a un grupo de acólitos a los que adoctrinaba en el credo takfirí, la corriente más radical del yihadismo.

"Sus seguidores se autodefinían como los soldados invisibles de DAESH, aceptando que debían estar entrenados físicamente y rezar de manera continuada", ha informado la Policía Nacional. El responsable del grupo celebraba reuniones de adoctrinamiento en su domicilio y llegó a acudir con sus seguidores a fiestas de localidades cercanas, "donde criticaban con extrema violencia verbal las costumbres occidentales, mostrando odio hacia las personas que participaban".

El líder detenido había incrementado en los últimos tiempos de manera progresiva el consumo de vídeos de martirio y de ejecución de atentados en Europa, como el perpetrado contra el semanario francés Charlie Hebdo.

Sus amenazas directas, recrudecidas en las últimas semanas, unidas a las instrucciones que ha dirigido DAESH a sus seguidores a través de diversas publicaciones, precipitaron la detención de este individuo y sus seguidores.

La investigación ha sido desarrollada por la Comisaría General de Información de la Policía Nacional, contando con la colaboración de la Dirección General de Vigilancia del Territorio (DGST) del Reino de Marruecos y la agencia EUROPOL, bajo la coordinación y supervisión del Juzgado Central de Instrucción número DOS y la Fiscalía de la Audiencia Nacional.

Contador