Zapatero asegura que tiene más fuerza y ambición de cara a 2008 y que no se esconde en el centro

Actualizado 02/09/2007 19:13:31 CET

Dice que el PP es el único partido que "se pelea" por decidir su número dos y que apoya que Rajoy siga cuando pierda

RODIEZMO (LEÓN), 2 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró hoy que tiene "más fuerza, más ganas y más ambición por España" de cara a las próximas elecciones generales de 2008 y mantiene los mismos valores progresistas sin tener que esconderse "en la carpeta del centro".

En su discurso en la XXXVIII edición de la fiesta minera asturleonesa en Rodiezmo, el jefe del Ejecutivo se mostró convencido de que regresará a esta tradicional celebración el próximo año como presidente y subrayó que ahora tiene "más fuerza, más ganas y más ambición por España que hace cuatro años".

"Tengo los mismo valores, los que siempre he proclamado públicamente, como una persona de pensamiento progresista, de izquierdas, de valores avanzados. Yo no tengo que esconderme en ninguna carpeta del centro. Mis ideas las he expuesto claramente porque creo firmemente en ellas".

Zapatero ironizó con la situación actual del PP al asegurar que en la formación de Rajoy "pasan cosas que no pasan en ningún partido de los países democráticos". "Es el único partido que conozco en el que toda la pelea está centrada en ver quién es el número dos y no el número uno, ¿por qué será?. Rajoy ha dicho que seguirá aunque pierda, mejor dicho que seguirá cuando pierda. Nos parece muy bien que siga cuando pierda", ironizó.

El líder socialista avanzó que el Ejecutivo continuará trabajando "con los ciudadanos hasta el último día de legislatura" y señaló que la siguiente tarea que tiene que abordar es aprobar los Presupuestos Generales del Estado y ratificar la ley que otorgará una ayuda de 2.500 euros por el nacimiento de un hijo.

"SEGUNDA FASE DE PROGRESO"

"Vamos a terminar esta legislatura con los compromisos cumplidos, con los deberes hechos ante la sociedad española, con el afán de poner por delante los próximos cuatro años una segunda fase de progreso para España", dijo. Asimismo, indicó que el PSOE llevará a España en la siguiente legislatura a una "segunda fase de progreso", y la dejará "a la cabeza de las políticas sociales y cohesión social".

Ante los que "siempre están con una visión del pasado" de España, Zapatero aseguró que el modelo de Estado español "es de los que mejor funciona del mundo", compatibilizando un Gobierno central con Ejecutivos autonómicos con "voz y competencias".

El jefe del Ejecutivo apuntó que el PSOE buscará un respaldo "amplio, mayoritario y sólido" en la cita con las urnas para dirigir "una segunda etapa de progreso social" y de "modernización" de España.

En clave económica, Zapatero anunció que las pensiones mínimas subirán en 2008 "el doble de la subida media" y que habrá un incremento de 110 euros al mes en las pensiones para viudos de menos de 65 años con hijos a su cargo, con lo que este colectivo conseguirá un incremento del 60 por ciento en sus pensiones al final de la legislatura.

En este sentido, destacó que el Gobierno ha cumplido sus compromisos y que ha aumentado más las pensiones en tres años de lo que lo hizo el PP en sus ocho años en La Moncloa.

30 DÍAS DE PERMISO DE PATERNIDAD

También avanzó que se ampliará el permiso de paternidad de quince a treinta días y aseguró que el Fondo de Reserva de la Seguridad Social cuenta ya con 50.000 millones de euros, frente a los 15.000 millones de euros con que lo dejó el PP. El presidente aseguró que los últimos años han sido los de "menor conflictividad social" y adelantó que la legislatura terminará con más de tres millones de nuevos empleos más y más de 20 millones de trabajadores gracias a la labor conjunta de sindicatos y empresarios.

El presidente destacó las normas de carácter social aprobadas en esta legislatura, medidas que "abren nuevos derechos", "ayudan a las familias", fomentan la igualdad y "ponen a las mujeres en el sitio que les corresponden, después de tantas décadas de marginación absoluta".

En este sentido, recalcó la importancia de la Ley de Autonomía y subrayó que se hayan realizado todos los expedientes todos los dependientes y grandes dependientes tendrán la ayuda que estipula la norma. Tras recordar la reforma laboral, las 200.000 becas más para estudiantes y el estatuto del trabajador autónomo, Zapatero sentenció que todas las normas han mejorado "las condiciones sociales de los ciudadanos en los distintos ámbitos".

NUEVO PACTO SOCIAL

El jefe del Ejecutivo anunció que el PSOE llevará en su próximo programa electoral "una renovada oferta de pacto social para toda la próxima legislatura", centrada en el fomento de la estabilidad en el empleo, la reducción de la siniestralidad laboral y el aumento de la productividad. "Si ese acuerdo social lo conseguimos, España tendrá garantía de crecimiento económico y social para convertirse en uno de los países más avanzados en política social del mundo", auguró.

En este sentido, remarcó la buena marcha de la economía, con un crecimiento del cuatro por ciento y con 700.000 nuevos empleos al año. Así, dijo que el Gobierno continuará desarrollando más infraestructuras, para que España se covierta "en menos de tres años" en el país con más kilómetros de alta velocidad ferroviaria y de autopista del mundo.

De este modo, el presidente aseguró que Cataluña, Castilla y León y Asturias tendrán "infraestructuras de primera" y destacó la valía de obras como la del aeropuerto de León.

Tras recordar que el presente ejercicio económico es el tercero que se salda con superávit, Zapatero afirmó que España necesita el carbón "en su dieta energética" y que el Gobierno continuará apoyando este sector, con el programa de reestructuración ya en marcha y con inversiones en las comarcas mineras.

En clave internacional, aseguró que España se ha destacado como "un país en pro de la paz, la cooperación, el diálogo, la ayuda a países más pobres", con "una política internacional" basada en el diálogo. "Se nos conoce como la alternativa más creíble, más sólida y más eficaz en resultados a la política neoconservadora que adoptó el Partido Popular, que no ha cosechado más que fracasos en su visión del mundo, en su política de valores y de convivencia. El más evidente, la apuesta de apoyo a la guerra de Irak", sentenció.

El presidente del Gobierno puso punto final a su intervención con la promesa de que regresará a la fiesta minera asturleonesa el año que viene, antes de que todos los participantes y seguidores de tradicional celebración entonaran la internacional.