Actualizado 08/02/2007 20:06 CET

Zaplana tacha de "ultra" a Bermejo y cree que su nombramiento es un "mensaje para amedrentar a muchos"

MADRID, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Eduardo Zaplana, afirmó hoy que Mariano Fernández Bermejo ha ejercido de "ultra" del PSOE y cree que su nombramiento como ministro de Justicia es un "mensaje para amedrentar" que dificulta la recuperación del consenso entre los dos grandes partidos en materia de Justicia o de lucha antiterrorista. "Es un mensaje inequívoco a los jueces, al PP y a la sociedad: 'Cuidado, que voy'", resumió.

En declaraciones en el Congreso, Zaplana indició que, a lo largo de su trayectoria profesional, Fernández Bermejo se ha mostrado como una persona "radical" y un "fiscal polémico" que "ha ejercido de ultra del partido socialista" y ha generado "muchísima crispación", y puso como ejemplo algunas de sus declaraciones controvertidas sobre el juicio de los GAL o los orígenes del PP.

HABRÁN MEDITADO LAS CONSECUENCIAS

En cualquier caso, dio por sentado que su nombramiento "no es gratuito ni alocado" y que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, habrá tenido en cuenta las "consecuencias" de su elección.

"No sé si es el 'Plan B' del que hablaba Alfredo Pérez Rubalcaba --comentó--. Si los socialistas no querían unidad con el PP en la lucha antiterrorista y en asuntos de Justicia, no hacía falta evidenciarlo tanto; este nombramiento es un mensaje de olvídense de unidad".

A su juicio, "en los tiempos que corren", con los principales partidos distanciados en asuntos de Estado como la política antiterrorista o la Justicia, "lo que menos falta hace son ultras". "Es aquello de 'No quieres caldo, pues toma dos tazas'", comentó.

Pero además, sostiene que este nombramiento "es un mensaje dirigido a amedrentar a muchos". "Es un mensaje inequívoco a los jueces, el PP y a la sociedad: 'Cuidado, que voy'", explicó.

NO PINTA BIEN

Aunque cree que ya habrá tiempo para valorar los actos concretos del nuevo ministros, ya anticipó sus recelos. "No voy a entrar en detalles pero mal pinta todo --dijo--. Vamos a ver el recorrido pero no pinta bien en absoluto".

Por último, se refirió a la figura del ministro cesante, Juan Fernando López Aguilar, que deja el Gobierno para ser candidato en Canarias. En su opinión, ha sido "un mal ministro", no sólo para el PP sino, según "le cuentan", para el propio Gobierno.