Actualizado 26/01/2016 14:00 CET

El 95% de los contratos firmados en 2015 fue temporal, según ELA

Mitxel Lakuntza e Iñaki Salaberri.
EUROPA PRESS

Lakuntza dice que "el crecimiento económico trae aparejado una precariedad del empleo con vocación de continuidad"

   PAMPLONA, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

   ELA ha criticado que el 95,1 por ciento de los 338.998 contratos firmados en Navarra en 2015 fue temporal, algo que "ha provocado que la temporalidad en la Comunidad foral haya alcanzado un 28 por ciento, superior a la que tiene cualquier Estado de toda la Unión Europea".

   Así lo ha destacado este martes en rueda de prensa el miembro del Gabinete de Estudios de ELA Iñaki Salaberri, quien ha comparecido junto al coordinador del sindicato en Navarra, Mitxel Lakuntza, para presentar un informe anual sobre el empleo en el País Vasco y la Comunidad foral.

   Salaberri, que ha afirmado que "en Navarra se está creando empleo, pero que es cada vez más precario", ha indicado que el pasado año se firmaron 338.998 contratos, una cifra que supone "un importante incremento respecto a 2014, con un 15 por ciento más".

   En todo caso, ha lamentado que "el 95,1 por ciento de ellos ha sido temporal". Además, ha puesto de relieve que, según el estudio, "la temporalidad es muy superior en las mujeres, con un 31 por ciento, seis puntos porcentuales más que en hombres".

   En cuanto a la parcialidad, el miembro de ELA ha señalado que "ha aumentado un punto porcentual desde 2014 y alcanza ya el 18 por ciento". En este caso, ha añadido, "la disparidad entre hombres y mujeres es todavía más severa, con un 7 por ciento en trabajadores y el 31 por ciento de empleadas".

   Por otro lado, el estudio señala que según la EPA, en el tercer trimestre de 2015 había unas 41.900 personas en paro en Navarra, 4.300 menos con respecto al mismo periodo del año anterior, por lo que la tasa de paro se sitúa en el 13,5 por ciento.

   El informe también analiza el desempleo registrado según la edad y destaca que "está descendiendo el paro en las personas mayores de 55 años y jóvenes, pero está aumentando en mujeres". Salaberri ha destacado que "el paro juvenil en Navarra es del 35,5 por ciento, casi el doble del registrado en la Comunidad Europea" y ha remarcado que "la mitad de las personas que están en paro llevan más un año intentando encontrar un empleo sin obtenerlo".

   Además, ha indicado que "cada vez se destinan menos recursos a cubrir las carencias que tienen las personas en situación de desempleo", de modo que "actualmente el 53 por ciento de los desempleados no cobra ningún tipo de prestación, ya sea contributiva o no contributiva".

   Salaberri también se ha referido al nuevo Salario Mínimo Interprofesional, establecido por el Gobierno de España en 764 euros mensuales, y ha criticado que "es tan miserable que quienes lo perciban en Navarra estarán en situación de pobreza, ya que el Gobierno de Navarra estableció en 2013 el umbral de pobreza en 850 euros al mes".

"CRECIMIENTO Y PRECARIEDAD"

   Por su parte, Mitxel Lakuntza ha afirmado que "el crecimiento económico que se está dando trae aparejado una precariedad y un deterioro de la calidad del empleo que tiene vocación de continuidad y no de transitoriedad". "No vemos que haya ningún tipo de voluntad política para corregir los términos del empleo, en cuanto a que vaya a haber una mejora del empleo en cantidad y calidad", ha asegurado.

   A su juicio, "estamos empezando a ver un mercado de trabajo mucho más precarizado desde ámbitos como la eventualidad y una contratación parcial". "Muchos de los contratos parciales que se están planteando se hacen involuntariamente por parte del trabajador", ha puntualizado.

   Por otro lado, Lakuntza se ha referido a la reforma fiscal en Navarra, que "sólo va a permitir la recaudación de 44 millones más, cuando una parte importante de la cantidad y la calidad del empleo está muy relacionada con la distribución de la riqueza".

   Finalmente, ha considerado que "el Gobierno de Navarra tiene como tarea pendiente implementar políticas activas de empleo diferentes a las que se han venido haciendo en Navarra históricamente" y también cree que "la inspección de trabajo debería ser mucho mayor" para "aflorar el fraude en la contratación y las situaciones de ilegalidad que hay en torno a la eventualidad y la precariedad laboral".