Actualizado 14/12/2010 14:05 CET

El Ayuntamiento inicia la limpieza y restauración exterior del Palacio de Mendillorri

Palacio de Mendillorri.
EP/AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA

PAMPLONA, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

Han comenzado este martes los trabajos de restauración del Palacio de Mendillorri, una intervención encargada por el Ayuntamiento de Pamplona a la empresa de restauración del patrimonio La Catedral-CSP. El objetivo es retirar los 13 núcleos identificados de grafitos que soportan las paredes de esa significativa construcción, de 700 m2, especialmente las dos paredes que se orientan perpendiculares al parque de El Lago. El Consistorio invertirá 10.561 euros en el proceso.

Dos expertos en restauración llevarán a cabo las tareas que se desarrollarán a lo largo del mes. Tras la aplicación de biocida y el cepillado manual y la retirada de restos vegetales muertos con espátulas en el primer 1,20 m de altura de la construcción (en un total de 110 m2), este martes comenzarán a usarse un par de máquinas que lanzan a alta presión un chorro de partículas de sílice sobre la superficie de las piedras.

Como por las pruebas previas se ha demostrado que el nivel de penetración de la pintura es leve, por este método se irán retirando los restos de pigmento sin dañar la piedra, según ha informado el Ayuntamiento en una nota. El material de construcción del edificio es sillar en vanos y esquinas y sillarejo en el resto. La superficie total a limpiar es de aproximadamente 120 m2.

En estos momentos se aprecian desde pintadas con letras de hasta 80 centímetros de ancho y hasta 2 metros de altura hechas a spray hasta firmas realizadas a tamaño normal con meros rotuladores. El conjunto es un compendio de manchas de diferentes acabados y colores (verdes, blancos, negros, plateados...).

Aprovechando la intervención, se limpiara de restos vegetales los lienzos, el arco apuntado y los distintos elementos del perímetro, igualando visualmente la fachada. Para la realización de estos trabajos se prevé, además, la utilización de una máquina elevadora que trabajará sobre el césped, para poder acceder a algunas zonas que se encuentran a 12 metros de altura.

UN PALACIO MEDIEVAL RECONSTRUIDO EN EL XVI

Según el Catálogo Monumental de Navarra, el palacio que corona Mendillorri (Mendillorri Alto) fue en origen un edificio propiedad del obispo durante la Edad Media, de estilo gótico, documentándose la construcción de la torre en 1384 a cargo de los presupuestos de Martín de Zalba. Será algo después cuando Arnalt de Larrasoaña, oidor de Comptos, alquile las tierras donde se asienta y construya el palacio actual, ya en siglo XVI. Su reedificación fue considerada como 'suntuosa' y siguió en manos de los descendientes de Larrasoaña durante los dos siglos siguientes.

El palacio, anteriormente llamado Palacio de Cabo de Armería, es una construcción rectangular en dos niveles (con arcos y arquillos apuntados) flanqueada por dos torres en los laterales menores. En los paños hay vanos en formas de saeteras, arcos trilobulados y apuntados y ventanas rectas.