Actualizado 08/08/2017 18:19 CET

CCOO considera "urgente reforzar la protección social para combatir la desigualdad"

   Según un estudio del sindicato, la prestación por desempleo en Navarra ha pasado de 957 euros en 2012 a 902 en 2016

   PAMPLONA, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

   CCOO ha reclamado que "la recuperación de la crisis debe ser firme e integradora" por lo que ha considerado "urgente reforzar el sistema público de protección social para combatir la desigualdad".

   Es la principal conclusión de un estudio sobre el sistema de protección social en España que ha publicado el sindicato y en el que se afirma que en 2016 "sólo el 55% de las personas en paro percibía prestaciones por desempleo, cuando en 2010 lo hacía el 78%".

   Un "problema que se agrava", ha apuntado el sindicato, ya que, según sus datos, sólo el 38% de los beneficiarios percibe prestaciones contributivas, 'cobra el paro'; el resto de los que perciben algo sólo tiene acceso al subsidio, de menor cuantía y duración. En Navarra, el 53% percibe prestaciones contributivas.

   En España la prestación media fue de 864 euros en 2012 y de 820 en 2016. Mientras que en Navarra se ha pasado de los 957 euros en 2012 a los 902 en 2016.

   Respecto a la renta mínima garantizada, el informe concluye que "las enormes diferencias entre comunidades hace que sea necesaria una Renta Mínima Estatal, que complemente a las autonómicas", ha incidido el sindicato en un comunicado.

   Desde que comenzó la crisis "se ha triplicado el número de personas que se benefician de rentas mínimas", hasta alcanzar casi las 800.000 (29.000 en Navarra) con una cuantía mínima media de 435 euros al mes. Una cantidad que, según CCOO, "esconde grandes desigualdades territoriales" pues abarca desde los 648 euros de Navarra a los 300 de Murcia o Ceuta; y una cuantía máxima media, por unidad familiar, de 672 euros que va de los 973 de Navarra a los 420 de Ceuta.

   El sindicato destaca que hay más de 650.000 hogares, donde viven 1,3 millones de personas, en los que ninguno de sus miembros percibe rentas salariales, y más de una cuarta parte de la población en riesgo de pobreza o exclusión social.

   En el capítulo de las pensiones, CCOO ha advertido de la "necesidad de garantizar la sostenibilidad del sistema" y ha criticado que "las decisiones políticas de congelar las pensiones en 2011 y 2012, y la aprobación desde 2013 de una revalorización de sólo el 0,25%, han supuesto una importante pérdida de su poder adquisitivo, 2.15 puntos menos en la época de crisis".

   En la actualidad, según el estudio, existen casi 9 millones y medio de pensiones, con un importe medio de 917 euros mensuales (la pensión media en Navarra llega a los 1.051, siendo la de jubilación de 1.198 y la de viudedad de 697). Medias que "esconden enormes diferencias que la crisis ha contribuido a agudizar cuando ha originado una enorme bolsa de personas desempleadas mayores de 50 años que, pese a haber cotizado durante muchos años, se han visto abocadas a la percepción de pensiones muy reducidas por la falta de cotización en el último tramo de su vida laboral", ha lamentado el sindicato.

   En cuanto a la dependencia, CCOO ha señalado que "los recortes de los últimos años han tenido importantes consecuencias negativas sobre la cantidad y la calidad del empleo en los servicios sociales asociados a la atención a la dependencia y, por consiguiente, en las prestaciones, tanto en la atención residencial como en los servicios sin alojamiento".

   En este apartado, "hay algunos elementos en los que claramente, Navarra debe mejorar", ha indicado el sindicato que ha apuntado que, con datos de marzo de 2017 "hay asignaturas pendientes", ya que es la segunda comunidad en la que más se opta por la prestación económica de cuidado familiar (el 55% de las prestaciones reconocidas son de este tipo), sólo superados por Baleares con un 68,65%, "en detrimento de los servicios profesiones, residenciales, de atención domiciliaria o centros de día".

   Por todo ello, el sindicato concluye que es necesario "reforzar el sistema de protección social, no sólo porque se han demostrado sus graves carencias frente a la crisis sino porque, incluso en momentos de crecimiento económico, adolece de profundos problemas estructurales que limitan su eficacia".

   Para ello, señala, se debería "resolver los vacíos de cobertura que el sistema presenta" y "reforzar la intensidad de las prestaciones" a través de "una financiación suficiente a la vez que se incrementan las prestaciones directas de servicios concretos, mucho más eficaces que las ayudas económicas".

Para leer más