Publicado 24/07/2020 9:38:17 +02:00CET

Desarticulado un grupo dedicado a robos en domicilios y establecimientos en Navarra, Huesca y Zaragoza

Un vehículo recuperado en la operación de la Guardia Civil
Un vehículo recuperado en la operación de la Guardia Civil - GUARDIA CIVIL

PAMPLONA, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha desarticulado un grupo criminal especializado en cometer robos en Navarra, Huesca y Zaragoza. Perpetraban los robos en domicilios y establecimientos hosteleros y, además de las sustracciones, dejaban numerosos daños.

Las Unidades de Policía Judicial de las Comandancias de la Guardia Civil de Zaragoza, Huesca y Navarra han llevado a cabo una operación conjunta mediante la cual se ha procedido a la detención de cinco personas, de entre 35 y 43 años, por la presunta comisión de ocho delitos de robo con fuerza en las cosas, un delito de estafa, un delito de hurto, un delito de falsificación de documento público y un delito de pertenencia a grupo criminal.

Tras las primeras gestiones practicadas, se pudo determinar que los detenidos actuaban de manera itinerante entre Navarra, Huesca y Zaragoza, lo que hizo que se llevara a cabo de manera conjunta la investigación, ha informado la Guardia Civil en un comunicado.

Gracias a las tareas de identificación y localización de los autores se pudo comprobar que habían cometido numerosos actos delictivos en diversos locales de hostelería, clínicas y domicilios particulares, sitos en Tauste y Biota (Zaragoza), Cabanillas, Castejón, Arguedas (2) y Corella (2) (Navarra), Barbastro y Gurrea de Gállego (Huesca).

Además, habían sustraído un vehículo en la localidad de Mallén (Zaragoza), al cual le habían falsificado la documentación y cambiado las placas de matrícula por unas hurtadas en Tauste, (Zaragoza), para luego intercambiarlo por otro vehículo de origen lícito, como forma de pago, a una persona afincada en Álava, dedicada a la compra-venta de turismos.

En los robos se llevaban todo lo que se encontraban de valor, principalmente dinero en metálico, aunque también habrían sustraído, entre otros, una motocicleta o un turismo (utilizado posteriormente en otro robo). Unido a esto, dejaban en los robos cuantiosos daños en las estancias que asaltaban.

Además, para evitar ser detectado, el cabecilla del grupo criminal, cuando empleaba el vehículo para trasladarse y cometer los robos, cambiaba la "piel" al turismo con un vinilo de color que se adhiere de forma rápida a la carrocería aplicándole calor, empleando además placas de matrícula falsas.

En el momento de ser detectado o perseguido por algún cuerpo policial, de manera inmediata se desprendían de esa capa de vinilo quedando el turismo nuevamente en su color original, intentado así eludir la acción policial, para posteriormente darle otra capa de vinilo en otro color totalmente opuesto y así dificultar su localización.

Fruto de las pesquisas practicadas, se ha detenido a cinco personas en Huesca, Zaragoza y Navarra (esta última el lugar de residencia de los implicados en los hechos), con lo cual se da por desarticulado este grupo criminal.

El objetivo principal de la operación, una persona con numerosos antecedentes policiales, se dio a la fuga por el barrio zaragozano del Actur en el momento de ir a ser detenido, activándose las patrullas de servicio de la Policía Nacional y de la Policía Local de Zaragoza, que junto a personal de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Zaragoza participaron en la búsqueda y posterior detención de la citada persona, una hora después de su fuga.

La investigación ha sido llevada a cabo bajo la supervisión del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Ejea de los Caballeros (Zaragoza) y ha tenido la colaboración de la Policía Judicial de la Comandancia de Burgos, donde fue recuperado uno de los dos vehículos utilizados en los robos.

Contador

Para leer más