6 de junio de 2020
 
Publicado 20/05/2020 16:20:03 +02:00CET

EH Bildu pide que el Ayuntamiento de Pamplona "no siga con sus chapuzas" en la pasarela del Labrit

Joseba Asiron, portavoz de EH Bildu en el Ayuntamiento de Pamplona.
Joseba Asiron, portavoz de EH Bildu en el Ayuntamiento de Pamplona. - EUROPA PRESS - Archivo

PAMPLONA, 20 May. (EUROPA PRESS) -

EH Bildu ha pedido al Gobierno municipal de Pamplona que "no siga con sus chapuzas y reclame una pasarela del Labrit nueva que reúna todas las garantías de seguridad para la ciudadanía".

Después de que el alcalde, Enrique Maya, haya planteado la recuperación de la pasarela actual tras un informe que avala esta opción, EH Bildu ha afirmado en una nota que "estaríamos aceptando arreglar unos zapatos viejos por el 60% de lo que nos costaron cuando tenemos derecho a unos zapatos nuevos como concluían los propios técnicos municipales".

La coalición abertzale ha señalado que "una estructura nueva costaría 800.000 euros a pagar por los proyectistas frente a los 500.000 de un parcheo de la actual, cuyos fallos estructurales han sido confirmados por tres informes".

Así, según EH Bildu, "sería una irresponsabilidad absoluta que el tripartito de derechas optara por aceptar un parcheo sobre la actual pasarela del Labrit frente a la demanda de que se construya una nueva a la que la ciudadanía de Pamplona tiene derecho".

EH Bildu ha señalado que el informe del Colegio de Ingenieros de Navarra conocido este miércoles "comparte y asume las conclusiones de los estudios anteriores en cuanto a que la estructura tiene graves problemas estructurales y de diseño que afectan a su cimentación, construcción y ejecución reflejándose en su comportamiento".

EH Bildu ha puesto el acento en tres puntos. "En primer lugar, en la seguridad de la ciudadanía ya que no se puede exponer a los pamploneses a usar una estructura deforme, con graves carencias y que, como mucho, sería parcheada para salvar los intereses políticos de quienes compraron esta mercancía defectuosa", ha explicado.

En segundo lugar, ha citado "el plano de lo económico, ya que para encubrir las responsabilidades de quienes le dieron el visto bueno estaríamos pagando una reparación por el 60% del coste del producto, es decir, estaríamos aceptando arreglar unos zapatos viejos por el 60% de lo que nos costaron cuando tenemos derecho a unos zapatos nuevos, como concluía el expediente que elaboraron los propios técnicos municipales".

En tercer lugar, la coalición ha advertido de "las responsabilidades legales que podría tener aparejadas dar luz verde al parcheo sugerido en el último informe ya que el resultado no sería la pasarela que se encargó, sino otra, e implicaría renunciar total o parcialmente a la indemnización a la que tiene derecho el Ayuntamiento para favorecer intereses ajenos, cuestión que también podría tener consecuencias legales muy graves para esta institución".

Una de las cuestiones "más graves" que a juicio de la coalición abertzale ha revelado la comparecencia ante la Comisión de Urbanismo de los representantes del Colegio de Ingenieros de Navarra es que "han reconocido que la pasarela, en su día (diciembre de 2010) se puso en funcionamiento sin realizar la prueba de carga que correspondía, prueba que, según han reconocido, hubiera puesto de manifiesto a tiempo los problemas estructurales de los que adolece esta estructura y hubiera permitido ponerles remedio a tiempo".

Por ello, EH Bildu se ha preguntado "cómo fue posible que se inaugurara esa pasarela sin realizar esa prueba, circunstancia que sólo se explica por el interés electoral de la entonces alcaldesa de UPN y candidata a la Presidencia del Gobierno para abrirla antes de las elecciones". "Esa decisión contó con el aval del actual alcalde que entonces, además de sucesor de Yolanda Barcina, era director de Urbanismo en el Ayuntamiento de Pamplona", ha añadido.

A juicio de EH Bildu, "es evidente que la pasarela que se entregó a Pamplona no cumplía con la normativa ni en cuanto a ejecución, ni en cuanto a diseño, y que por el interés que fuera se evitó hacer las pruebas que hubieran permitido detectar con tiempo los problemas que han aparecido a posteriori". "Todo esto, aunque el tripartito de derechas quiera ocultarlo, implica una serie de responsabilidades que en su día deberán aclararse", ha asegurado.

Respecto a los costes de la reparación de la pasarela, EH Bildu ha pedido al Gobierno municipal que "hable claro, en primer lugar, respecto a la cuantía de la que hablamos y que, con toda seguridad, superaría el medio millón de euros, prueba de carga e IVA incluidos, y, en segundo lugar, respecto a quién asumiría ese gasto que, en el informe que se ha presentado, no se especifica".

Al respecto, la coalición abertzale ha señalado que el expediente de depuración de responsabilidades cerrado la pasada legislatura concluía que los proyectistas de la pasarela debían indemnizar al Ayuntamiento con más de 800.000 euros, "partida que debía haberse ingresado hace 10 meses, que no se ha exigido por vía ejecutiva y que bastaría para levantar una nueva estructura con todas las garantías de seguridad".

De cualquier forma, EH Bildu ha defendido que "sí o sí hay que hacer una prueba de carga que en 2010 UPN no vio necesario hacer" y ha añadido que "el análisis de las soluciones estrambóticas que anunció la derecha en su día a bombo y platillo, con pilares que costaban 50.000 euros, les hacen quedar en ridículo".

Según EH Bildu, "durante el último año y medio hemos asistido a una operación a la desesperada de la derecha para tratar de eludir responsabilidades y lavarse la cara respecto a una pasarela defectuosa y peligrosa que nos impusieron a toda la ciudadanía". "Este informe, el tercero que se realiza al respecto, confirma esos defectos estructurales que van de los cimientos a la coronación y, por tanto, confirma todo lo que Navarra Suma en su día negó", ha asegurado.

La coalición ha señalado que ahora el Ayuntamiento se enfrenta "a la responsabilidad de tomar una decisión correcta que defienda los intereses de la ciudadanía y no los de una formación política o una determinada firma de arquitectos". "Insistimos, la elección es solo una: si aceptar arreglar unos zapatos viejos por el 60% de lo que nos costaron o exigir que nos den unos zapatos nuevos a los que tenemos derecho", ha concluido EH Bildu.

Contador

Para leer más