El Gobierno de Navarra se compromete a reducir y unificar trámites y suprimir burocracia innecesaria

El vicepresidente primero del Gobierno de Navarra, Félix Taberna, y el director general Luis Campos, que han comparecido en el Parlamento de Navarra para explicar el documento marco del próximo plan de simplificación administrativa.
El vicepresidente primero del Gobierno de Navarra, Félix Taberna, y el director general Luis Campos, que han comparecido en el Parlamento de Navarra para explicar el documento marco del próximo plan de simplificación administrativa. - GOBIERNO DE NAVARRA
Publicado: miércoles, 5 junio 2024 13:28

PAMPLONA, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Navarra se ha comprometido a reducir y unificar trámites y suprimir burocracia innecesaria, con objeto de facilitar la relación con la ciudadanía y las empresas. De esta forma, persigue promover una administración "más ágil, eficiente, comprensible, cercana y accesible".

Así lo ha explicado el vicepresidente primero y consejero de Presidencia e Igualdad, Félix Taberna, en el Parlamento de Navarra, donde ha presentado el 'Documento Marco de Simplificación Administrativa del Ejecutivo foral', que servirá de base para definir en los próximos meses un plan de ejecución que, tras el correspondiente proceso de diagnóstico y definición, prevé empezar a desplegarse en 2025.

Según ha explicado Félix Taberna, que ha comparecido acompañado de Luis Campos, director general de Planificación, Coordinación, Innovación y Evaluación de Políticas Públicas, área encargada de impulsar este proceso de mejora de la tramitación administrativa, el nuevo plan busca poner en el centro de la acción política a la ciudadanía navarra y hacer que su experiencia cuando se relaciona con la Administración sea positiva, además de mejorar la forma en la que trabaja el personal del Gobierno trabaja, evitando duplicidades, retrasos y burocracia innecesaria.

“Los servicios públicos que ofrecemos a la ciudadanía son la cara visible de las políticas de la administración y por eso tienen que ser claros, eficientes e inclusivos”, ha destacado el vicepresidente. Según ha explicado, a lo largo del tiempo las políticas de simplificación “han ido entrando y saliendo de la agenda pública navarra y estatal sin llegar a tener el calado que creemos que pueden tener". "Con este documento queremos poner la piedra fundacional para que la simplificación esté en el centro de la agenda política, porque creemos que es una de las palancas que puede transformar la administración, tanto para mejorar el servicio que se ofrece a la ciudadanía, como para reducir ineficiencias y tiempos de tramitación internos que lastran la acción de la administración”, ha expuesto.

De esta forma, el Gobierno de Navarra impulsará mejoras como la simplificación de procesos para la solicitud de permisos y licencias de la ciudadanía, implementará servicios en línea para la gestión de documentos personales y promoverá la automatización de trámites para las empresas. Mejorará, además, la interoperabilidad de la Administración foral de Navarra para reducir la documentación que deben presentar ciudadanía y empresas a la hora de realizar distintos trámites. Facilitará el intercambio de información entre distintas administraciones públicas y organismos, con la finalidad de evitar tener que presentar la misma información repetidamente a diferentes autoridades. En línea con el trabajo que viene desarrollando en los últimos años, prevé también seguir mejorando en accesibilidad y claridad de la información pública y lograr también servicios 100% digitales.

Todo ello prevé, además, redundar en una mejora del trabajo del personal encargado del volumen de más de 1.800 trámites que mantiene activos el Ejecutivo foral, entre autorizaciones, licencias, ayudas, becas, subvenciones, certificados y registros a comunicaciones y declaraciones, gestiones vinculadas a empleo público, pagos de impuestos y tasas, inscripciones a cursos, exámenes y otras actividades, premios y concursos, procesos de acceso a prestaciones y servicios o tramitaciones de recursos, denuncias, arbitrajes, sugerencias, consultas y quejas.

El Gobierno de Navarra trabajará en cinco líneas estratégicas: un rediseño de servicios públicos enfocado a la diminución de la carga burocrática de procedimientos y trámites; una revisión normativa orientada a la simplificación administrativa; la adaptación organizativa para lograr esta mejora en accesibilidad de la tramitación; la aplicación de nuevas herramientas para la transformación digital; y el establecimiento de medidas de gobernanza y colaboración interadministrativa necesaria para evitar duplicidades y redundancias.

En lo que se refiere al rediseño de servicios públicos, se realizará un trabajo de documentación y análisis con responsables de los servicios clave del Gobierno de Navarra encargados de la tramitación administrativa, con la finalidad de detectar necesidades y puntos de mejora. Como resultado de esta reflexión, se propondrá un rediseño enfocado a reducir, suprimir y unificar tramites y plazos administrativos, formularios y peticiones de documentación, siempre que sea posible y no afecte a las garantías de las personas interesadas. Se crearán sistemas de ‘ventanilla única’ que faciliten a la ciudadanía y empresas el acceso a servicios y se adaptará la información y los diferentes trámites de los procedimientos a formatos de lectura fácil y lenguaje claro, para garantizar la participación e integración en la sociedad de las personas con mayores dificultades.

El Ejecutivo foral prevé también abordar una revisión normativa que permita suprimir o reducir la documentación requerida a las personas interesadas y su posible sustitución por transmisiones de datos o la presentación de declaraciones responsables, fomentando la agrupación documental. Se eliminarán siempre que sea posible requisitos administrativos no exigidos por la normativa vigente, valorando su adecuación y reduciendo la frecuencia de su aportación. También se prevén reducir plazos administrativos cuando sea posible, sin menoscabo de las garantías debidas para la ciudadanía.

La implantación de estas mejoras requerirá de una adaptación organizativa, como dotar al personal encargado de la tramitación administrativa de nuevas herramientas, formación y equipos adecuados. Se revisarán las necesidades de personal destinado a tareas de tramitación, rediseño de servicios y mejora tecnológica, teniendo en cuenta la previsión de jubilaciones y las necesidades de digitalización para la adecuación de la oferta de empleo público.

El Gobierno de Navarra realizará también actuaciones de adecuación tecnológica. Implantará herramientas de digitalización, automatización e interconexión de bases de datos, así como la extensión de los procedimientos de respuesta inmediata. Con la finalidad de buscar ‘atajos’ tecnológicos que faciliten la tramitación administrativa, potenciará la transformación digital de la Administración y la relación electrónica con la ciudadanía, con medidas que permitan reducir la brecha digital y crear las condiciones óptimas para garantizar la accesibilidad de lo población.

A este respecto, se explorarán nuevos servicios a la ciudadanía utilizando Inteligencia Artificial. Se determinarán además los documentos que pueden ser sustituidos por un ‘check’ de aceptación en un formulario o por un apunte en una base de datos.

Para garantizar la gobernanza o puesta en marcha de todos estos cambios, se designará una figura o un equipo encargado de coordinar las tareas resultantes de los planes operativos de simplificación. Quedará definida una estructura organizativa interadministrativa que permita ejecutar la simplificación en los diferentes niveles administrativos. Además, se promoverá un plan de formación interna que ayude a comprender al personal del Gobierno de Navarra la importancia de ofrecer servicios más sencillos y les aporte criterios y herramientas para aplicar la simplificación en su espacio de trabajo.