Imputado por positivo en alcoholemia, conducir con el permiso retirado y causar un accidente

S.Santa.- Policía Foral intensifica los controles de velocidad, alcohol y otras drogas durante la Semana Santa
POLICÍA FORAL
Publicado 02/05/2019 11:39:56CET

PAMPLONA, 2 May. (EUROPA PRESS) -

La Policía Foral ha detenido en el mes de abril a dos personas e investiga a otras 30 como presuntas autoras de distintos delitos contra la seguridad del tráfico. Uno de los investigados dio positivo en la prueba de alcoholemia, conducía sin permiso y causó un accidente con tres vehículos implicados.

En el mismo mes del año pasado se detuvieron a seis personas y se investigaron a 35, lo que implica un descenso del 66,7% y del 14,3% respectivamente, según ha informado la Policía Foral.

Como en meses anteriores, el mayor número de intervenciones se han realizado en localidades de la Merindad de Pamplona (15). Diez ocurrieron en la zona de la Ribera, cuatro en la zona norte y tres en la zona media.

En cuanto a los tipos de infracciones, 16 fueron por alcoholemias y siete por conducir con pérdida de vigencia en el permiso. En cinco ocasiones fueron por tener retirado cautelarmente el permiso por decisión judicial y por conducir sin haber obtenido nunca la autorización, en dos por negativa y en una por conducir de forma temeraria.

Además, tres de los conductores investigados cometieron más de una infracción. Un vecino de Estella de 29 años arrojó una tasa de alcoholemia delictiva (0.85 mg/l) y circulaba con el permiso retirado hasta septiembre del 2020. Además podría ser imputado por un delito de usurpación de identidad al intentar hacerse pasar por un familiar para evitar el delito de conducir sin permiso.

Otro conductor, un vecino de Tierra Estella de 62 años, cometió tres delitos; alcoholemia positiva (0.96 mg/l), conducir con el permiso retirado por sentencia judicial y conducción temeraria, ya que en su trayecto causó un accidente de circulación con tres vehículos implicados que circulaban en sentido contrario.

El último es un vecino de Tudela de 28 años que se negó a realizar las pruebas de alcoholemia y circulaba con una pérdida de vigencia en su permiso. Además circulaba con la ITV caducada y se le denunció por tenencia de estupefacientes.

Contador

Para leer más