Actualizado 10/04/2007 23:23 CET

María del Mar Izquierdo dimite como concejala de Villava y se da de baja en UPN

La ex edil considera que el grupo municipal y el partido no han respaldado su trabajo durante esta legislatura

PAMPLONA, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

María del Mar Izquierdo Mateos presentó hoy su dimisión como concejala de UPN en el Ayuntamiento de Villava y como afiliada al partido regionalista, en donde era secretaria del comité de cuentas y vocal de la comisión de Política Municipal, según confirmó a Europa Press la propia ex edil.

A las 9.30, Izquierdo entregó al alcalde de Villava, Miguel Alfonso Úcar, su carta de dimisión y a las 11 se pasó por la sede de UPN para hacer constar su baja y entregar papeles del partido. Era afiliada desde enero de 2003 y en el consistorio se hizo cargo esta legislatura de la concejalía de Economía, Cuentas, Hacienda y Empleo.

En cuanto a los motivos, la ya ex edil indicó que "ha habido un poco de todo" pero mostró especialmente su "descontento" por el "trato" recibido tras "cuatro años de duro trabajo".

"Cuando tú das todo por el partido y por el pueblo donde te presentas, cuatro años en los que no he dejado de trabajar, no aparezco en listas y gente que no ha hecho nada más que cobrar va en puestos de salida", cuestionó Izquierdo, quien reprochó que se le haya dado una "patada" a pesar de las "felicitaciones" de la Cámara de Comptos ante la ejecución de presupuestos y otros aspectos de la gestión municipal.

Mar Izquierdo, de 38 años, manifestó que su dimisión pesaba desde hace tiempo debido a las "trabas" y ahora es "totalmente irrevocable", "coherente" con el trato recibido. La ex concejal criticó que el mismo Úcar le comunicó que no figuraba en la candidatura poco antes de que la lista saliera en la prensa.

"No son formas. No me he sentido respaldada por el partido, que todavía no me han llamado para conocer por qué lo he hecho, ni por el grupo municipal", apuntó a última hora de la tarde.

Izquierdo precisó que la decisión ha sido "bastante dura" y trasmitió su agradecimiento a los técnicos del ayuntamiento. "Hemos trabajado muy duro y la mayor pena que tengo es no poder seguir trabajando por Villava porque no me han dejado", concluyó.