Publicado 24/10/2017 20:51CET

Montxo Armendáriz recibe el Eusko Ikaskuntza-Laboral Kutxa de Humanidades, Cultura, Artes y Ciencias Sociales

Entrega del premio Eusko Ikaskuntza-Laboral Kutxa a Montxo Armendáriz.
EUROPA PRESS.

PAMPLONA, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

El cineasta Montxo Armendáriz se ha mostrado este martes "muy honrado" tras recibir el Premio Eusko Ikaskuntza-Laboral Kutxa de Humanidades, Cultura, Artes y Ciencias Sociales en un acto en el que ha asegurado que "hacer lo que te gusta, que puedas vivir de ello y que encima te den premios es el trabajo más gratificante que uno podría imaginar".

Armendáriz ha recibido el galardón este martes en el Palacio del Condestable de Pamplona de manos del presidente de Caja Laboral, Txomin García, y del presidente de Eusko Ikaskuntza, Iñaki Dorronsoro. Al acto también han acudido la presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, y el lehendakari vasco, Íñigo Urkullu, además de la presidenta del Parlamento de Navarra, Ainhoa Aznárez, y el alcalde de Pamplona, Joseba Asiron.

El cineasta ha explicado en la entrega del premio, dotado con 20.000 euros, que este premio "más allá del reconocimiento que pueda suponer hacia mi labor profesional entiendo que reconoce la importancia del medio cinematográfico como vehículo de comunicación y de expresión humana". Por ello, el director navarro ha expresado su "más sincero agradecimiento".

El galardonado ha relatado en su discurso cómo "desde niño el cine formó parte de mi vida", explicando que el cine de la Chantrea, donde vivía de niño, cada domingo se convertía "en una válvula de escape, una gran ventana a través de la cual podía conocer otra gente, otras vidas".

Una sensación que ha querido transmitir con su obra, en la que ha comentado que ha intentado "compartir con los espectadores una mirada cómplice y solidaria hacia personas y hechos de nuestro entorno social". "Historias extraídas de la vida real, historias que nos sirvan para mejorar nuestra relaciones". En este sentido, Armendáriz ha recordado las palabras del director francés Jean Renoir: "Para mí lo único que cuenta no es hacer películas perfectas, sino tender puentes para el contacto humano".

Por último, el director navarro ha querido destacar que "el cine tal y como lo hemos conocido va camino de su desaparición". Armendáriz ha explicado que "la revolución tecnológica ha cambiado la forma en la que producimos y consumimos los contenidos audiovisuales, porque Internet ha cambiado las reglas del juego". Por ello, el galardonado ha asegurado que "no sirve plantear soluciones tratando de recuperar el sistema de producción antiguo, sino crear uno nuevo acorde a la era digital". "Y para ello hay que legislar de acuerdo a estos cambios y a estas nuevas plataformas e impulsar su desarrollo en vez de frenar su creación", ha añadido.

Por su parte, la presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, ha querido alabar en la entrega de premio la labor de Montxo Armendáriz y ha asegurado que los navarros "nos sentimos profundamente orgullos" por su trabajo.

Barkos ha explicado en su discurso que "sensibilidad, honestidad, sencillez o coherencia son algunas de las cualidades que el jurado ha querido recoger en este premio y que ha valorado en su trayectoria como director, en la que quiero destacar también su compromiso tras la cámara y su encomiable rigor". Del mismo modo, la presidenta foral ha añadido que estas "cualidades por las que se le premia como realizador cinematográfico apelan a una trayectoria personal que se traduce en películas cargadas de humanidad".

Igualmente Barkos ha asegurado que "Armendáriz cuenta historias que sentimos muy cercanas y que al mismo tiempo tienen una dimensión universal". "Este premio reconoce su obra en la que refleja historias que han trascendido lo local y han logrado llegar al gran público", ha señalado.

En el acto también ha intervenido el lehendakari vasco, Íñigo Urkullu, quien ha destacado de Montxo Armendáriz que es "un auténtico revulsivo en el sector de la cinematografía, aportando siempre su voluntad y conocimiento al servicio de la cultura".

"Armendáriz ha sido referencia destacada en el cine y la creación audiovisual. Mucho de lo que hoy tenemos se lo debemos a él y a los equipos profesionales que ha creado y dirigido", ha explicado Urkullu, que también ha recordado "que hace 30 años no existía entre nosotros una industria audiovisual y Montxo abrió un camino que se ha ido extendiendo y consolidando".

Por ello, Urkullu ha recalcado que Armendáriz "ha sido un precursor profesional y personal, un artesano del cine lleno de sensibilidad y humanismo, cercanía y compromiso". "Desde la complicidad y la proximidad ha contado historias universales, ha contribuido a ensanchar nuestra cultura", ha indicado.