Pleno.- Aprobada una moción para se revise el uso del euskera en la Administración con el voto en contra de Gurrea

Actualizado 02/02/2006 20:04:41 CET

PAMPLONA, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Parlamento de Navarra aprobó hoy con el rechazo del presidente de la Cámara y parlamentario de UPN, Rafael Gurrea, una moción por la que se insta al Gobierno de Navarra a revisar el decreto foral 29/2003 por el que se regula el uso del vascuence en las Administraciones Públicas de Navarra, de manera que se realice una interpretación "menos restrictiva" de la ley del vascuence.

El grupo de UPN había intervenido en el debate de la moción en el turno en contra de la iniciativa y, sin embargo, el regionalista Esteban Garijo anunció al final de la intervención de que su grupo votaría a favor.

En el votación, la moción recibió los votos de todos los representantes del arco parlamentario, salvó el del presidente de la Mesa, Rafael Gurrea, quien votó conscientemente contra esa iniciativa, según indicó él mismo a otros miembros de la Cámara cuando le comunicaron que el voto de UPN era a favor de la iniciativa.

La moción había sido presentada por Aralar y en ella se instaba al Gobierno de Navarra a que derogara el decreto y desarrollara uno nuevo. El parlamentario de Aralar, Patxi Telletxea, explicó que el decreto favoreció que el euskera quedara en la zona mixta "prácticamente en nada". Explicó que esta iniciativa de Aralar partía ante el rechazo del Gobierno de Navarra a rotular en bilingüe las señalizaciones de la variante de Puente la Reina.

MENOS RESTRICTIVA

No obstante, el PSN presentó una enmienda de sustitución 'in voce' para que en lugar de derogarlo, se propusiera su "revisión", precisión aceptada por Aralar y apoyada por el resto de grupos. Según defendió el portavoz del PSN, Fernando Puras, no sería necesario llegar a la derogación del decreto, "pero sí resultaría oportuno hacer una lectura menos restrictiva de la que en su día se hizo de la ley foral del vascuence".

No obstante, Fernando Puras reivindicó la ley del vascuence "como espina dorsal de la política lingüística en materia de vascuence en Navarra, pero no estaría demás propiciar una actualizada revisión de aquella ley foral".

Por su parte, el parlamentario regionalista Esteban Garijo mostró su "conformidad con el PSN para seguir manteniendo la ley foral del vascuence" y, en referencia al decreto que regula el uso del euskera en la administración pública, apuntó que "la ley debe aplicarse igual a todos los navarros", en referencia a la polémica por la puntuación o no del euskera en los concursos.

Además, Garijo subrayó que el TSJN "lleva dos años validando la constitucionalidad del decreto foral" y se preguntó "por qué cambiar lo que va bien", aunque acto seguido respaldó el contenido de la enmienda, que demandaba la igualdad entre todos los ciudadanos, "porque es precisamente lo que viene haciendo el Gobierno de Navarra, en todos los ámbitos y con cada ciudadano navarro".

El parlamentario del CDN, Carlos Pérez-Nievas, consideró que la enmienda del PSN "recoge con precisión el nuevo texto que se ha de aprobar". "Es el momento para plantearse desde el gobierno la revisión de aquel decreto para hacerlo más acorde con la interpretación que nosotros hacemos de la ley foral del vascuence", apuntó.

Los grupos nacionalistas e Izquierda Unida coincidieron en señalar que no eran defensores de la ley foral del vascuence, pero dado que "parece imposible modificarla", abogaron por hacer un desarrollo reglamentario "que recoja la interpretación correcta de aquella ley.

El portavoz de EA, Maiorga Ramírez, señaló que "no tiene lógica que los ciudadanos sigan discriminados ante sus derechos lingüísticos" y denunció que "unos ciudadanos tengan derecho a enviar a sus hijos a un centro público en euskera y otros no". "Eso pasa por una ley porque tenemos una ley que debe ser revisada, no desde los parámetros nacionalistas, sino desde los parámetros que nos indica la Unión Europea", afirmó.

En la intervención que cerró el debate, el parlamentario de Aralar Patxi Telletxea mostró su satisfacción por el apoyo de UPN a la moción y dijo a UPN que "tendría mayoría absoluta si admitiera con tranquilidad a la comunidad vascoparlante con un discurso integrador y no separador". "Ahora tienen miedo de perder votos por la derecha o la extrema derecha, pero eso son sólo los michelines", lamentó.

Así, Patxi Telletxea apuntó que "deberá llegar un momento en el que las formaciones políticas debamos buscar un acuerdo para una normalización que evite el debate político constante sobre este tema, un momento en el que podamos decir que estamos conforme con lo que hace el Gobierno de Navarra".