Pleno.- La ausencia de Txentxo Jiménez (NaBai) impide que prospere la modificación de la Ley del Vascuence

Actualizado 08/05/2008 13:06:15 CET

IUN anuncia que volverá a registrar la iniciativa para que pueda ser debatida de nuevo

PAMPLONA, 8 May. (EUROPA PRESS) -

La ausencia del parlamentario de Nafarroa Bai Txentxo Jiménez impidió hoy que prosperara en el pleno del Legislativo una modificación de la Ley del Vascuence que ampliaría la zona mixta de la comunidad a los municipios de Noáin, Aranguren, Beriáin y Galar.

Como trascendió esta semana, Txentxo Jiménez se encuentra de viaje en el Himalaya y su voto era fundamental para que esta proposición de ley, presentada por IUN, saliera adelante con la mayoría absoluta necesaria.

Esta modificación ya había recibido el visto bueno de la comisión parlamentaria de Régimen Foral, pero hoy no salió adelante por la ausencia del parlamentario nacionalista. La proposición recibió el voto en contra de UPN y CDN (24) y el apoyo de NaBai, PSN e IUN (25, a uno de la mayoría absoluta).

El portavoz de Nafarroa Bai, Maiorga Ramírez, pidió "disculpas" a la ciudadanía por la ausencia de un parlamentario de su grupo y reconoció que lo ocurrido hoy en el Parlamento "es un error". "Cada parlamentario tiene el derecho y el deber de estar en los lugares en los que se toman decisiones. En cualquier caso, en ningún momento pensamos este error no podría haber sido superado por la cortesía parlamentaria. Por honestidad tenemos que pedir disculpas. Lo pidió Aralar y hoy lo pedimos desde Nafarroa Bai", dijo.

En cuanto al contenido de la proposición de ley, Maiorga Ramírez defendió la postura de su grupo, favorable a ampliar la zona mixta a los mencionados municipios, aunque aclaró que Nafarroa Bai apostaba por una modificación más profunda de la normativa.

Sabiendo que su iniciativa no prosperaría, el portavoz de Izquierda Unida de Navarra, Ion Erro, anunció que volverá a presentar esta proposición para debatirla en este mismo periodo de sesiones, con el fin de garantizar la ampliación de la zona mixta, e invitó a UPN y CDN a que apoyen esta iniciativa.

Ion Erro afirmó que, teniendo en cuenta que "el lugar de residencia de una persona depende de dónde cada uno ha tenido la oportunidad de adquirir a una vivienda, eso obliga a vivir en una determinada población, a trabajar en otra y a tener el ocio en otra", por lo que consideró que "es necesario en cuanto a la realidad lingüística que se regule esta situación".

Además, Erro sostuvo que la aprobación de esta modificación en comisión parlamentaria "no tuvo gran repercusión porque la ciudadanía está por delante del discurso político y se ve con normalidad esta modificación". "Ni ayuntamientos afectados ni ciudadanos han tenido ningún tipo de reacción pasional. Nada es intocable en democracia. Son los ciudadanos los que configuran mayorías y determinan las decisiones políticas", sostuvo.

La parlamentaria socialista María Victoria Arraiza defendió que la Ley del Vascuence "ha posibilitado que muchas personas que desconocían el euskera conozcan hoy el euskera", pero explicó que "la ley no estaba blindada, tiene sus propios mecanismos para saber adaptarse a la realidad sociolingüística de Navarra". "El PSN no pretende cambiar la realidad, sino atenerse a los usos sociales reales de la misma", dijo.

María Victoria Arraiza recordó que un estudio del propio Gobierno de Navarra en los municipios afectados por la ampliación avala esta modificación y criticó que ahora los socios de Gobierno resten credibilidad a este estudio. "Ha habido un estudio y dicen que no es adecuado, pues lamentamos que el Gobierno haya encargado un estudio que no sea un buen estudio", dijo.

RECHAZO DE UPN Y CDN

El portavoz de UPN, Carlos García Adanero, explicó que su grupo "no ve necesaria la modificación de esta ley foral" y defendió que, "al tratarse de una norma que forma parte del bloque constitucional de la Comunidad foral, debería existir una mayoría amplia de consenso" para introducir modificaciones, "y en estos momentos momentos no se da esa mayoría".

El portavoz regionalista señaló que esta propuesta de modificación "tiene unos cimientos tan débiles que por la ausencia de un parlamentario no llegará a nacer", ante lo que hizo un "llamamiento a los partidos para que en una cuestión como esta busquemos el consenso más amplio entre todos".

Por parte de CDN, el parlamentario José Andrés Burguete señaló que la Ley del Vascuence "ha permitido un desarrollo no conocido en esta tierra en el ámbito cultural del euskera" y explicó que su grupo rechaza esta modificación "porque el procedimiento utilizado no ha sido el correcto".

En este sentido, reivindicó un mayor consenso entre todos los partidos y recordó que el consejero de Educación ya anunció que a lo largo de 2008 se realizará un estudio sociolingüístico en toda la comunidad. Burguete adelantó que volverá a mantener su postura en el próximo debate porque el estudio sociolingüístico que elabore el Gobierno todavía no estará terminado.