19 de febrero de 2020
 

El primer Plan Estratégico de Convivencia busca "avanzar en una convivencia vinculada a valores de respeto"

Publicado 13/02/2020 11:37:03CET

PAMPLONA, 13 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Navarra continúa con los trabajos para la elaboración del primer Plan Estratégico de Convivencia, Memoria y Derechos Humanos de Navarra. El Plan, recogido en el Acuerdo Programático 2019-2023, pretende "avanzar en una convivencia en Navarra vinculada a valores de respeto a los derechos humanos como la libertad, la justicia, la igualdad, la solidaridad y el respeto entre diferentes".

El proceso para la elaboración del Plan, así como su proceso participativo, han sido presentados este jueves por la consejera de Relaciones Ciudadanas del Gobierno foral, Ana Ollo, y el director del Servicio de Convivencia y Derechos Humanos de la dirección General de Paz, Convivencia y Derechos Humanos, José María González, como responsables de la coordinación de este Plan.

En palabras de la consejera, "en tiempos convulsos en donde mensajes xenófobos, aporófobos, y en contra de la diversidad se oyen en espacios públicos, es más necesario que nunca trabajar en ámbitos esenciales en una sociedad democrática como la convivencia, la memoria y los derechos humanos". Engranar estas piezas, ha dicho, "nos ayudará a situarnos ante los numerosos y complejos retos sociales y políticos a los que se enfrenta Navarra, con el objetivo de adoptar compromisos y acuerdos comunitarios que marcarán nuestro futuro".

La consejera ha abogado por un Plan que asuma la convivencia en la pluralidad, basada en el respeto a los derechos humanos. De esta forma, el Plan tendrá que considerar "una memoria crítica con el pasado traumático que en nuestra comunidad hemos padecido, una memoria inclusiva para todas las víctimas de la violencia generada, recuperando la confianza entre las personas e instituciones, afianzando los compromisos con los derechos humanos, y proyectando acciones dirigidas a desactivar, deslegitimar y erradicar el odio, la intolerancia, los abusos y la violencia".

A su vez el Plan tendrá que definir las estrategias a seguir para "hacer viable la convivencia respetuosa entre los distintos universos e identidades sociopolíticas y lingüísticas presentes en la Comunidad foral. Un reto y una oportunidad, ha señalado el Gobierno, que "invita a profundizar en la multiculturalidad, en el diálogo democrático y en los compromisos que nuestras instituciones políticas y colectivos ciudadanos son capaces de alcanzar".

También la igualdad de derechos y libertades para todas las personas, independientemente de su género, ha de ser una cuestión relevante en la definición del Plan de Convivencia. El Plan tiene que prestar atención, ha expuesto el Ejecutivo, a que desde el ámbito de los derechos sociales, queden aseguradas las garantías para una incorporación social plena y sin discriminaciones de todas las personas de la Comunidad.

Por otra parte, el Plan habrá de contemplar las nuevas realidades que demandan una visión integral sobre la convivencia intercultural e interreligiosa y sobre los derechos sociales colectivos que las personas migrantes van a precisar ver reconocidos.

El Plan deberá, además, "impulsar las garantías para una convivencia cívica y respetuosa con las normas básicas de ciudadanía, previniendo los daños contra los bienes públicos y privados y contra las personas, haciendo que las localidades de Navarra sean localidades más respetuosas y seguras".

Y por último, ningún objetivo del Plan de Convivencia de Navarra será posible, ha expuesto el Gobierno, "sin una apuesta decidida por la creación de programas educativos innovadores fuertemente apoyados con decisión por las instituciones, que transmitan a las generaciones más jóvenes el valor de la memoria crítica, la convivencia y el compromiso con los derechos humanos".

AMPLIO PROCESO PARTICIPATIVO

El proceso participativo ha comenzado este jueves con la publicación del documento de bases en el Portal de Gobierno Abierto de Navarra. Desde hoy, la ciudadanía puede realizar sus aportaciones al Libro Abierto de la Convivencia así como inscribirse a los foros ciudadanos que se implementarán en la segunda fase del proceso.

El director del servicio de Convivencia y Derechos Humanos, José María Gonzalez, ha expresado que se trata de un proceso participativo "muy ambicioso y amplio". "Entendemos este proceso como una gran oportunidad de diálogo entre diferentes, un proceso en el que queremos implicar a entidades locales, diferentes departamentos de Gobierno, partidos políticos, asociaciones y ciudadanía en general", ha dicho.

En este sentido, el proceso de elaboración del Plan constará de cuatro fases. La fase preliminar, que ha comenzado este jueves, se centra en la participación online a través del Libro Abierto de la Convivencia y las Fichas de Expresión de interés para participar en los foros posteriores.

En la fase de elaboración, se crearán comisiones específicas con entidades locales, grupos políticos o departamentos del Gobierno de Navarra y Universidades. Además, se celebrarán varios foros ciudadanos en los que la ciudadanía podrá participar y realizar sus aportaciones y propuestas.

En la fase de exposición pública, se someterá a participación el primer borrador del Plan, que, junto con las aportaciones realizadas en esta última fase, será aprobado por el Gobierno de Navarra y el Parlamento.

Contador

Lo más leído

  1. 1

    Las señales FRB repetidas cada 16 días pueden tener origen artificial

  2. 2

    Eugenia Martínez de Irujo: "Con Cayetano no tengo relación"

  3. 3

    Nueva tecnología genera electricidad 'de la nada'

  4. 4

    Un dibujo de un mando de televisión con instrucciones, la idea de un joven para que su abuelo pueda ver el fútbol

  5. 5

    Este casco de la I Guerra Mundial protege mejor que diseños modernos