Actualizado 09/03/2009 13:25 CET

PSN exige a Salud que paralice el concurso de licitación para las obras de Urgencias del Hospital de Navarra

PAMPLONA, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

La portavoz socialista en la comisión de Salud del Parlamento de Navarra, María Chivite, exigió hoy a la consejera María Kutz que "paralice inmediatamente" el proceso de licitación de las obras para la construcción del nuevo edificio de urgencias del Hospital de Navarra que, según ha tenido conocimiento el PSN, el Gobierno sacó a concurso el pasado jueves.

Según explicó Chivite en rueda de prensa, la consejera "ha desoído" de esta forma el mandato parlamentario, acordado en el pleno del pasado 26 de febrero, por el que, a instancias del PSN, se instaba al Gobierno a que se replanteara el proyecto del edificio de urgencias de manera que se unificaran en esta nueva infraestrutura los servicios de urgencias del Hospital de Navarra y de Virgen del Camino.

Sin embargo, según expuso Chivite, en el concurso para la adjudicación se especifica que la obra debe ajustarse al proyecto de que se redactó en 2008, "por lo que queda manifiestamente claro que el departamento no ha hecho ningún tipo de revisión, modificación ni replanteamiento del proyecto de este edificio tal y como se aprobó en el Parlamento".

Además, y "para más inri", según Chivite, la resolución para sacar a concurso esta obra fue dictada el 26 de febrero, el mismo día que en el Parlamento se estaba debatiendo la modificación del proyecto, lo que "demuestra que el departamento de Salud ya sabía de antemano que el debate del Parlamento no iba a influir para nada en los proyectos iniciales".

Para la parlamentaria socialista, Kutz "ha hecho caso omiso de los acuerdos y mandatos parlamentarios, ninguneando de esta manera a la institución" y además con "alevosía", ya lo realizó el mismo día del debate.

Ante esta situación, el PSN se pregunta qué va a hacer ahora el departamento, "y cómo piensa solucionar este desaguisado", ya que "modificar el proyecto una vez adjudicadas las obras, e ir ajustándolo poco apoco, es mucho más caro" y demuestra, añadió Chivite, que a Kutz "no le preocupa el debate público ni la rentabilidad".

A juicio de Chivite, solucionar "semejante chapuza nos va a costar muy caro a todos los navarros y más en esta situación de crisis", por lo que si no se paraliza la licitación, la consejera "se habrá ganado a pulso la desautorización del Parlamento demostrando su indiferencia hacia la eficiencia del gasto público".

Por último, Chivite exigió también la puesta en marcha de una comisión de técnicos de ambos hospitales, como se pedía también en la moción parlamentaria, "para terminar con su trabajo de manera ágil y volver a sacar esta obra a licitación".