Reclaman al nuevo Gobierno de Navarra que paralice las obras del TAV

Actualizado 20/06/2015 13:00:06 CET
Concentración ante el Palacio de Navarra contra el TAV
Foto: EUROPA PRESS

PAMPLONA, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

   AHT Gelditu, Fundación Sustrai y Ekologistak Martxan se han concentrado este sábado ante el Palacio de Navarra, sede del Gobierno foral, para reclamar al nuevo Ejecutivo que se conforme que paralice las obras del tren de alta velocidad (TAV) en la Comunidad foral.

   Los asistentes a la concentración, que han coreado consignas contra esta infraestructura y han demandado que el dinero que se destina a estas obras se dirija a gastos sociales, han portado dos pancartas en las que se leía 'Orain da garaia (Ahora es el momento). TAV Stop' y 'Vuestro TAV, nuestra ruina'.

   En representación de los convocantes de la protesta, Raúl Oloriz, de AHT Gelditu, ha defendido que "ahora es el momento de parar el TAV", ya que, según ha expuesto, "hay un cuestionamiento social muy importante y dentro del futuro Gobierno también hay un sentimiento y un criterio mayoritario de oposición a la obra".

   "En principio tanto Podemos como Bildu e I-E han mostrado su posición favorable a parar el proyecto, quedaría un poco el caso de Geroa Bai, que es favorable al proyecto, pero aún así entre los cuatro, en la balanza pesa más la oposición al proyecto. Socialmente hay un cuestionamiento muy importante y económicamente habría que ver en qué condiciones están las arcas forales para seguir desarrollando el proyecto", ha sostenido.

   Por ello, ha comentado Oloriz a los periodistas, con la protesta de este sábado quieren demandar al próximo Ejecutivo foral que paralice las obras porque "ahora es el momento" para detener una infraestructura que "no trae ningún beneficio social y económico", como también ha ocurrido, según ha dicho, con el Circuito de Los Arcos o el pabellón Reyno de Navarra Arena.

   En este sentido, ha insistido en la idea de que el TAV "a parte de no ser viable social ni económicamente, no está adaptado para llevar mercancías y las cifras de uso del mismo son realmente muy bajas".

   Además, ha advertido de que esta infraestructura supone "una seria amenaza para el tren convencional que es el que coge la mayoría de la gente", al tiempo que ha criticado que el actual Gobierno de UPN "haya impuesto este proyecto" sin "consultar, sin participación social y sin dar explicaciones a los pueblos afectados sobre en qué consiste el proyecto y todos sus impactos".

   También ha recordado el portavoz de AHT Gelditu que este viernes la Fundacion Sustrai interpuso una denuncia ante la Comisión Europea "por las múltiples ilegalidades e irregulares de las obras del TAV, que se ha quedado reducido a una cicatriz de 60 kilómetros entre Castejón y Campanas".