17 de febrero de 2020
 

La sala Lidia Biurrun de la Ciudadela acogió el año pasado un total de 206 enlaces civiles

Publicado 13/02/2020 11:57:25CET

Maite Esporrín fue la concejala que más ceremonias celebró, en un año con dos corporaciones municipales

PAMPLONA, 13 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Pamplona celebró el pasado año un total de 206 bodas civiles en la sala Lidia Biurrun de la Ciudadela. La cifra es muy similar a la de un año antes, cuando este mismo recinto acogió 201 enlaces. No obstante, sí se aprecia un descenso considerable con respecto a 2015, cuando se alcanzó una cifra de 255.

Las parejas que decidieron formalizar su unión con una ceremonia civil en la Ciudadela se decantaron principalmente por los meses de septiembre, junio y agosto, por ese orden. Estos tres meses acapararon casi la mitad de los enlaces (un 44,4%). En septiembre se registraron 34 uniones, seguidas de las 30 celebradas en junio y las 28 de agosto. Por el contrario, enero, febrero y diciembre, con 2, 7 y 10 enlaces respectivamente, volvieron a ser los meses menos solicitados.

Del total de bodas registradas, 198 fueron de parejas mixtas; y ocho de parejas del mismo sexto. En 2018, fueron 13 de las parejas del mismo sexo que formalizaron una unión civil en el Ayuntamiento, ha informado el Consistorio.

Estas ceremonias las ofician los distintos miembros de la corporación municipal. Se da la circunstancia de que en 2019 hubo dos corporaciones distintas, ya que en mayo se celebraron elecciones municipales. Por este motivo, aunque los representantes municipales son 27, el año pasado fueron un total de 37 los concejales que oficiaron alguna de estas 206 uniones.

La concejala más solicitada para celebrar uniones fue Maite Esporrín, del grupo municipal de PSN, que presidió 31 bodas a lo largo de todo el año. Iñaki Cabasés, quien fue concejal de Geroa Bai en la anterior legislatura, pero no repitió en la actual, ofició en el primer semestre del año 19 enlaces. El tercer concejal más solicitado fue Patxi Leuza, también de Geroa Bai, que casó a 18 parejas en el segundo semestre, coincidiendo ya con la legislatura actual. A todos ellos se une Maider Beloki, de EH Bildu, que celebró 12 uniones a lo largo de todo el año pasado.

El resto de concejales oficiaron entre una y nueve bodas cada uno. El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, celebró a lo largo de 2019 un total de 9 bodas, de las que tres fueron ya como alcalde. Por su parte, el anterior alcalde, Joseba Asiron, celebró 5 enlaces el año pasado; uno como alcalde y los otros cuatro como concejal de la nueva corporación.

Por grupos políticos, los ediles de PSN oficiaron 54 uniones (frente a las 20 de un año antes), seguidos de Navarra Suma, con 53 uniones (UPN había celebrado 39 en 2018); EH Bildu, con 50 (un año antes fueron 46); y Geroa Bai, con 42 (en 2018 fueron 78 las bodas celebradas por los concejales de este grupo, principalmente por Iñaki Cabasés, quien había oficiado 72 de ellas). Los ediles de los grupos de I-E y Aranzadi, presentes ambos en la anterior legislatura, celebraron cinco y dos bodas respectivamente (en 2018 fueron 11 y 6, respectivamente).

LA OFICINA DE ENLACES CIVILES, EN CASA MARCELIANO

Las personas interesadas en celebrar un enlace civil en la Ciudadela de Pamplona deben previamente iniciar el expediente matrimonial en el registro civil o juzgado de paz de la localidad de empadronamiento de uno de los miembros de la pareja. Con el documento justificativo de dicho inicio de expediente deberán dirigirse a la Oficina de Enlaces Civiles del Ayuntamiento, ubicada en Casa Marceliano (c/Mercado 7-9).

Para ello, es imprescindible solicitar cita previa, a través de internet o en el teléfono 010 de información municipal. Una vez allí, tras la elección de fecha y hora del enlace y pago de la tasa para su celebración (100 euros en el año 2020), se les informará sobre todos los requisitos y pasos que hay que realizar para poder celebrar la unión en la sala Lidia Biurrun de la Ciudadela.

Además, es ahí donde habrá que concretar otros aspectos de la ceremonia, como el intercambio de anillos, las lecturas complementarias que quieran hacerse o la inclusión de música en directo, por ejemplo, siempre teniendo en cuenta que la duración máxima del enlace es de 25 minutos a contar desde la hora asignada y que en ese tiempo deberá quedar despejada la sala y su acceso para facilitar la celebración del siguiente enlace, ha informado el Consistorio.

El Ayuntamiento de Pamplona ha establecido los viernes y los sábados como los días en los que se ofician bodas, salvo que coincidan con días festivos, actos o acontecimientos especiales. En este sentido, este 2020, son días inhábiles el 10 de abril; 1 de mayo; 3, 4, 10, 11, 17 y 18 de julio; 15 de agosto; y 25 de diciembre. El resto de viernes, las bodas podrán celebrarse en horario de tarde, cada media hora, desde las 18.30 hasta las 20 horas. Los sábados, habrá bodas cada media entre las 12 y las 13.30 horas. De mayo a octubre también se podrán oficiar uniones los sábados a la tarde, de 18.30 a 20 horas.

Los contrayentes pueden elegir a la persona que presida la celebración entre cualquier concejal de la corporación, siempre que haya disponibilidad. Asimismo, pueden elegir que la unión se realice en castellano o en euskera.

CENSO DE PAREJAS ESTABLES NO CASADAS

A lo largo de 2019, el censo de parejas estables no casadas del Ayuntamiento de Pamplona ha registrado un incremento de 799 parejas. De todas ellas, 55 eran parejas del mismo sexo. Mayo, junio y septiembre fueron los meses con mayores altas (con 92, 81 y 83 altas respectivamente). Por el contrario, en diciembre apenas se registraron 28 altas.

La cifra de altas supera en más de cien las altas de 2018 y alcanza un número similar al de 2012, cuando hubo 808 altas. Entre ambas fechas, el número había registrado una bajada considerable, con una media de altas anual entre 2013 y 2018 de alrededor de 500.
Por su parte, el número de bajas registradas en 2019 en este censo fue de 393, de las que 30 eran de parejas del mismo sexo. Aunque supone un repunte de 60 bajas con respecto a 2018, lo cierto es que la cifra ha permanecido prácticamente estable desde 2011, con una media de 335 bajas.

Contador

Para leer más