Salud concederá ayudas a personas con hepatitis C contraída como consecuencia de tratamientos recibidos en Navarra

Publicado 08/10/2019 10:20:16CET

PAMPLONA, 8 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Departamento de Salud del Gobierno de Navarra destinará 84.300 euros para ayudar a personas con hemofilia u otras coagulopatías congénitas que hayan desarrollado hepatitis C como resultado de haber recibido un tratamiento en el ámbito sanitario público de Navarra.

Asimismo, también podrán solicitar estas ayudas los herederos de los fallecidas por estos contagios ocurridos entre 1989 y 1990, ha informado el Ejecutivo foral en un comunicado.

Según las bases de la convocatoria, aprobada por la Resolución 850E/2019, de 20 de agosto, del director general de Salud, para ser beneficiario de la ayuda se deberá cumplir el requisito de estar incluido en el certificado del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad como persona afectada de hemofilia u otras coagulopatías.

Estas enfermedades tienen que ser consecuencia de haber recibido transfusiones sanguíneas o tratamientos con concentrados de factores de coagulación en el ámbito del Sistema Sanitario de Navarra. Además, las personas beneficiarias tienen que estar incluidas en el censo definitivo previsto en el artículo 80 de la Ley 55/1999, de 29 de diciembre, de medidas fiscales, administrativas y del orden social.

Estas ayudas serán compatibles y complementarias con las que se otorguen por la Administración General del Estado al amparo de la ley 14/2002, de 5 de junio. Sin embargo, no serán compatibles con las que se puedan obtener o se hayan obtenido por el mismo concepto en otra comunidad autónoma.

El plazo de solicitud será de un mes a partir del día siguiente a la publicación de esta resolución en el Boletín Oficial de Navarra, es decir, a partir de este miércoles, 9 de octubre. Toda la información se podrá consultar en la correspondiente ficha del catálogo de trámites de la web navarra.es.

El virus de la hepatitis C (VHC) fue identificado a mediados de 1989 y hasta, un año después, los servicios públicos de Salud no dispusieron de medios técnicos para utilizar, con carácter obligatorio, en todas las unidades de sangre o plasma extraídas en los bancos de sangre y evitar el contagio. Por ello, muchas personas afectadas por hemofilia u otras coagulopatías congénitas estuvieron expuestas al riesgo de contraer hepatitis C.

Contador