Actualizado 11/12/2007 14:57 CET

Salud contratará 55 nuevos médicos y 40 enfermeras de refuerzo en las zonas rurales

Anunció que propondrá que a los MIR que terminen su residencia en el SNS se les oferta un contrato mínimo de un año

PAMPLONA, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El departamento de Salud contratará médicos y enfermeras de refuerzo para las zonas rurales de Navarra hasta alcanzar los 125 en cada modalidad. En la actualidad, hay 70 facultativos de refuerzo por lo que se contratarán 55 nuevos y unas 85 enfermeras, por lo que se sumarán 40. En el primer semestre de 2008 saldrá una oferta pública de empleo extraordinaria para consolidar los 250 puestos de trabajo.

Así lo expuso esta mañana la consejera de Salud, María Kutz, en comparecencia parlamentaria, a petición de Nafarroa Bai. Kutz señaló que existen dificultades para contratar profesionales médicos, médicos de refuerzo y para las zonas rurales. Ante esta realidad, la consejera señaló que se han propuesta "garantizar y mejorar" la asistencia sanitaria en las zonas rurales "manteniendo los actuales puntos de atención continuada".

Dentro de este objetivo, Kutz enmarcó la contratación de personal de refuerzo, "que cubrirán las necesidades asistenciales". Se prodecerá a contratar a 55 médicos, hasta llega a los 125, y unas 40 enfermeras, para alcanzar la misma cifra, para cubrir las 33 zonas básicas rurales de Navarra.

Según expuso, en las zonas básicas con más cargas de trabajo habrá turnos de guardia con presencia nocturna, con un descanso posterior de 12 horas. Se trata de las zonas de Corella, Cascante, San Adrián, Alsasua, Buñuel, Cintruénigo y Lesaka.

La consejera precisó que en los contratos de refuerzo se van a mejorar las condiciones. Especificó que serán contratos administrativos con jornada laboral completa y se integrarán en los equipos de Atención Primaria. "Participarán de los derechos y deberes", dijo.

María Kutz manifestó que es muy importante la consolidación de las plantillas, de ahí que en el primer semestre de 2008 se convocará una oferta pública de empleo extraordinaria para "contar con más médicos y enfermeras de plantilla con contratos atractivos", dijo.

La titular de la cartera de Salud quiso dejar claro que la "calidad" de la atención sanitaria en las zonas rurales en "buena" y que lo es por el esfuerzo de los profesionales sanitarios. "Por eso se quieren mejorar también sus condiciones laborales", expuso.

CONTRATO LABORAL PARA MIR

En una comparecencia con tres puntos en el orden del día, la consejera habló de la situación laboral de los Médicos Internos Residentes (MIR). Anunció que el próximo día 18 llevarán a la Mesa de la Función Pública una propuesta para que los MIR que terminen su residencia en el Servicio Navarro de Salud se les oferta una contratación por un periodo mínimo de un año.

Según precisó, será un contrato laboral habitual como médico aunque sin plaza fija. La propuesta de Salud se verá en la reunión prevista de la Mesa de la Función Pública; también se abordará las propuestas de los sindicatos, cuyo plazo límite para presentar acaba mañana, día 12.

Un tercer punto en la comisión parlamentaria de hoy, también a petición de Nafarroa Bai, fue en torno al proyecto de mejora de la organización del proceso de Atención Primaria. Precisó que entre 2006 y 2007 se han contratado 74 profesionales (32 el año pasado y 42 este año) con el fin de mejorar los ratios de las TIS (1.600 por médico de familia, 1.000 por pediatra y 2.500 por porsonal administrativo).

Desde octubre de este año se está llevando a cabo un proyecto piloto en cinco centros de salud (Ansoáin, Ermitagaña, Villava, Tafalla y Tudela oeste) con el fin de desarrollar nuevos modelos organizativos del proceso asistencial. Como objetivos, mejorar la accesibilidad, la agilidad y desburocratizar la atención, promover el autocuidado, garantizar la mejora continua de la calidad técnica e impulsar el desarrollo profesional.

María Kutz señaló que desde la puesta en marcha del proyecto ha aumentado la disponibilidad de cita en el día (a las 9.30 horas quedan libres el 7,8 por ciento de las consultas normales más el 31,3 por ciento de las consultas indemorables). Además, dijo, hay una "buena" respuesta de los pacientes a la atención del personal administrativo y una facilidad también en la derivación de médico a enfermera en el día.

También se han demostrado mejoras, apuntó Kutz, en la historia clínica informatizada, en la desburocratización de trámites y en la satisfacción de los profesionales.