Publicado 18/08/2021 15:50CET

Salud estima que, sin vacuna, la quinta ola de COVID hubiera multiplicado por 5 los ingresos y por 9 las defunciones

Gráfico con la efectividad de las vacunas.
Gráfico con la efectividad de las vacunas. - GOBIERNO DE NAVARRA

Así se refleja en el último Informe Epidemiológico

PAMPLONA, 18 Ago. (EUROPA PRESS) -

La vacunación está siendo un factor determinante en esta quinta ola. Según datos del último Informe Epidemiológico del ISPLN, en esta quinta ola, en la que todavía estamos inmersos, la vacunación ha evitado el 80% de las hospitalizaciones, el 70% de los ingresos en UCI, el 89% de las defunciones y el 46% de los casos sintomáticos por COVID-19.

No obstante, el impacto asistencial está siendo alto, sobre todo en la UCI. Durante la semana pasada (del 9 al 15 de agosto) el número de ingresos hospitalarios por COVID-19 se estabilizó, pasando de 52 a 50, pero aumentaron los ingresos en UCI de 6 a 12, y las defunciones por COVID-19 de 5 a 6. Además, aunque los casos hospitalizados esta semana se distribuyen por todas las edades, la media de edad se sitúa en 69 años.

La probabilidad de hospitalización entre los casos confirmados, que superó el 8% en algunos momentos del año, descendió considerablemente por la vacunación de los grupos de población de mayor riesgo, y ha aumentado hasta el 2,5% por el aumento de la edad de los casos en las últimas semanas.

A todo ello se une que la variante Delta es ya la responsable del 99% de los casos y se asocia a una mayor probabilidad de ingreso hospitalario y mayor transmisibilidad en población joven.

Por ello, según se concluye en el Informe, la vacunación, que está consiguiendo un impacto muy importante en la prevención de casos, hospitalizaciones y muertes en Navarra, ha de complementarse con otras medidas preventivas, como el uso de mascarilla.

Desde el comienzo de la vacunación en Navarra se estima que se han prevenido por efecto directo de la vacuna unas 12.000 infecciones sintomáticas, unos 2.000 ingresos hospitalarios, 150 ingresos en UCI y unas 280 defunciones por COVID-19.

EFECTIVIDAD DE LA VACUNA

La efectividad promedio de las vacunas de COVID-19 en Navarra se estima en el 63% con una dosis y el 78% con pauta completa para prevenir casos sintomáticos del COVID-19, el 78% con una dosis y el 91% con vacunación completa para prevenir ingresos hospitalarios por COVID-19.

La efectividad de la vacunación completa para prevenir ingresos en UCI y defunciones es también del 91%. La efectividad de las vacunas para prevenir todas las infecciones, incluidas las asintomáticas, es algo inferior: del 56% con vacunación parcial y del 70% con pauta completa, añade el Informe.

Por ello, desde Salud se pide que los vacunados han de mantener medidas preventivas complementarias para no infectarse y no contagiar. Recuerda que la protección de la vacuna no se alcanza hasta transcurridos 14 días tras la completar la pauta y que la relajación de las medidas preventivas tras recibir la primera dosis puede contrarrestar la protección que aporta la vacuna.

CONTINÚA EL DESCENSO EN LA INCIDENCIA DE CASOS DE COVID-19

La semana pasada, del 9 al 15 de agosto, se confirmaron 1.361 casos por PCR o por antígeno (206 por 100.000 habitantes), lo que supone un descenso del 21% respecto a la semana anterior.

Desciende la incidencia en los otros grupos de edad, con un descenso del 28% en mayores de 75 años. Las diferencias entre grupos de edad se han reducido, siendo el grupo de 15 a 34 años el más afectado (425 casos por 100.000 habitantes) y el menos afectado el de 50 a 74 años (109 casos por 100.000 habitantes).

Desciende la trasmisión en todos los ámbitos. Los casos de transmisión en domicilio explican el 41% de las infecciones, el ámbito social el 21% de los casos, y los casos que desconocen el origen de la infección son el 34%.

Para leer más