Actualizado 27/07/2012 20:55 CET

Los sindicatos de Salud rechazan la reforma sanitaria, al suponer "un grave retroceso de la calidad asistencial"

Critican que "las medidas no se están negociando, se están imponiendo"

PAMPLONA, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los sindicatos con representación en la Mesa Sectorial de Salud (Afapna, CCOO, ELA, LAB, Satse, SMN, UGT) han manifestado este viernes su "rechazo" a la reforma sanitaria que, a su juicio, la consejera de Salud del Gobierno foral, Marta Vera, "pretende imponer".

Los representantes de los trabajadores han señalado, a través de un comunicado, que "lo planteado" en la reforma "muy lejos de mejorar el sistema sanitario actual, va a dar lugar a un grave retroceso de la calidad asistencial prestada a la población, así como muy graves perjuicios en las condiciones laborales de los profesionales de la salud".

Así, los sindicatos han insistido en que "esta reforma supone un claro empeoramiento de la sanidad navarra, considerada como un referente para el resto del país".

"A partir de ahora, medidas como disponer de personal sanitario localizado, en lugar de personal de presencia física en los centros de salud, la desaparición de centros de atención continuada para urgencias en distintos puntos de Navarra, la obligación de prolongaciones de jornadas de mañana y tarde con la consiguiente sobrecarga de trabajo del personal sanitario, etc., van a suponer, sin duda alguna, un grave deterioro del actual modelo sanitario navarro", han asegurado.

Los sindicatos han destacado que "estas y otras medidas han sido rechazadas en numerosas ocasiones por los propios profesionales sanitarios, directores de Centros de Salud, sociedades científicas de Atención Primaria y Pediatría, el Colegio de Médicos de Navarra, ayuntamientos, etc".

"Nadie con cierto criterio emanado del conocimiento y la experiencia apoya este modelo. Son medidas que ni siquiera se sustentan en estudios que demuestren su eficacia sino que, muy al contrario, cuando se ha realizado algún planteamiento semejante en otras comunidades autónomas, éste ha sido desechado por considerarlo inadecuado", han defendido.

Según los sindicatos, "aunque mediáticamente se les haya querido dar la apariencia de unas medidas negociadas y dialogadas, nada más lejos de la realidad". En este sentido, han añadido que "las medidas no se están negociando, no se han podido debatir ni cuestionar, se están imponiendo".

EL ACUERDO DE 2008

Los sindicatos han afirmado que "en el acuerdo de 2008, fruto del consenso de la Administración y la totalidad de los sindicatos, con la creación del Servicio de Urgencias Rurales, se apostó por convertir en empleo estable y con jornada ordinaria la actividad ligada a la atención de las urgencias".

A su vez, han destacado, "supuso una gran mejora en la asistencia sanitaria de la población Navarra, fidelizando al personal en Zonas Básicas de Salud poco atractivas".

"Sin duda, todo sistema es susceptible de poder ser mejorado, por lo que nuestra propuesta es partir del actual modelo sanitario e iniciar un verdadero proceso de negociación que logre mejorar sus puntos débiles y potencie los fuertes, no desmantelando lo que actualmente existe y siempre escuchando lo que los profesionales sanitarios tienen que decir", han concluido.