Toquero "sospecha" que el Gobierno de Navarra prevé "reducir las hectáreas de riego de la segunda fase del Canal"

Archivo - Alejandro Toquero, alcalde de Tudela
Archivo - Alejandro Toquero, alcalde de Tudela - EDUARDO SANZ - EUROPA PRESS - Archivo
Publicado: lunes, 13 mayo 2024 12:42

Ha iniciado una ronda de contactos con los alcaldes de la merindad "para coordinar las acciones oportunas si fuera necesario"

PAMPLONA, 13 May. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Tudela, Alejandro Toquero, ha afirmado tener la "sospecha" de que el Gobierno de Navarra prevé reducir las hectáreas de riego de la segunda fase del Canal de Navarra "tras la petición de una encuesta de necesidades a las poblaciones riberas", y ha pedido al Ejecutivo foral "que diga públicamente" si "mantendrán las 21.500 hectáreas comprometidas".

En una nota de prensa, Toquero ha mostrado su "preocupación" por "los fines de la encuesta que el Gobierno de Navarra tiene previsto realizar a las poblaciones riberas de cara a, supuestamente, planificar las infraestructuras necesarias en materia de abastecimiento de agua en alta para su conexión con la segunda fase del Canal de Navarra".

El anuncio de esta encuesta por parte del consejero de Cohesión Territorial, Óscar Chivite, "ha disparado todas las alarmas" entre agricultores y alcaldes de la zona, según ha indicado Toquero, que ha afirmado estar "muy preocupado porque, tras una reunión con el consejero en la que no se nos concretaron ni fechas ni movimientos, lo único que se nos pide es volver a pedir la misma información de necesidades que trasladamos año tras año".

En este sentido, el alcalde de Tudela ha afirmado que "en todo esto veo excusas, veo maniobras para finalmente modificar a la baja la cantidad de agua que nos pertenece, rebajando las 21.500 hectáreas a las que debería suministrar agua el Canal en su segunda fase".

Por todo ello, Toquero ha solicitado tanto al consejero Óscar Chivite como a la presidenta de Navarra, María Chivite, que "digan públicamente que mantienen la promesa y la palabra que dieron a los riberos, que vuelvan a dejar claro que se mantendrán esas 21.500 hectáreas comprometidas que aparecen en e todos los informes y que no se rebajarán utilizando nuevos datos forzados".

"En caso de que haya cualquier intención de modificar el proyecto a la baja, Tudela y la Ribera se mantendrán firmes, nos tendrán enfrente", ha asegurado, tras anunciar que ya ha iniciado una ronda de contactos con los alcaldes de la merindad "para coordinar las acciones oportunas si fuera necesario".

"Estamos hablando de nuestro futuro como territorio, del oro del siglo XXI, el agua. En nuestro caso, el progreso depende de eso, de que además de tener agua de boca de calidad, nuestros regantes y empresarios sigan tirando del carro económico del sector agro, ese sector que tanto alaba nuestra presidenta en actos oficiales y que ahora mismo necesita menos palabras y más hechos", ha dicho.

En este sentido, ha considerado "vital pensar a futuro" y ejecutar esta segunda fase del Canal de Navarra "con ese criterio y no con cálculos a la baja". "Las estrategias a medio-largo plazo requieren de una planificación seria y ambiciosa que respete todo lo comprometido hasta ahora. Espero que cumplan su palabra y no estén jugando con la Ribera y su futuro", ha concluido.

Contador