Actualizado 08/08/2017 18:23 CET

Un grupo de jóvenes participa en Burguete acondicionando un espacio para la memoria colectiva

Imagen de los trabajos realizados
P/GOBIERNO DE NAVARRA

   Han trabajado en localizar estructuras de la línea P, una obra con la que tras 1939 se quiso defender los Pirineos de una invasión desde Francia

   PAMPLONA, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

   Un total de 25 jóvenes de entre 18 y 29 años han concluido este martes su participación en un campo de trabajo, acondicionando un espacio para la memoria colectiva en la zona de Burguete.

   El programa, organizado por la Subdirección de Juventud en colaboración con la Dirección de Paz, Convivencia y Derechos Humanos del Gobierno de Navarra, ha permitido preparar la zona para posibles rutas futuras que la den a conocer.

   Durante la primera semana de trabajo han permanecido en la zona de Tres Hayas, en Burguete, y la segunda en Roncesvalles. Su labor ha consistido en localizar diferentes estructuras (búnkeres de ametralladora, cañón, mortero y refugios), que forman parte de la llamada Línea P. Es una obra que se llevó a cabo desde 1939 pero sobre todo entre 1943 hasta los años 50 para defender los Pirineos ante una posible invasión desde Francia. La mayor parte se construyó con soldados de reemplazo, pero al menos algunas de las estructuras de Ibañeta se hicieron entre 1939 y 1940 con batallones de prisioneros republicanos.

   Los jóvenes se han centrado en localizar las estructuras de la zona de Tres Hayas en el término de Burguete que pertenecen a lo que los militares llaman Centro de Resistencia nº 209, usando para ello los mapas de la época de construcción que les servían de guía. Conforme se localizaban los búnkeres se tomaban datos de localización y estado para catalogarlos como patrimonio a través del inventario arqueológico. En la zona de Ibañeta se centraron en el Centro de Resistencia nº 210. Se han localizado unos 35 búnkeres en total, ha informado el Gobierno de Navarra en un comunicado.

   Otro de los trabajos ha consistido en limpiar algunos de ellos de cara a hacer en el futuro alguna ruta desde Burguete que los dé a conocer. Se han limpiado cinco búnkeres de diferentes tipos (dos de ametralladora, dos de cañón contracarro y uno de mortero). El campo de trabajo ha estado dirigido por el Gabinete Trama, con Carlos Zuza y Nicolás Zuazúa como monitores y técnicos arqueólogos, e Irene Jiménez como directora.

   Asimismo, los participantes, dos de los cuales procedían de Taiwán, uno de Italia y el resto de diferentes comunidades del Estado, han visitado el campo del cementerio de las Botellas en Ezkaba, Hendaia, Gernika, Roncesvalles, y el Castillo de Olite, además de ver documentales y asistir a conferencias relacionadas con temas de Memoria Histórica.