Crónica Couso.- El juez Pedraz deniega el embargo de bienes estadounidenses en España por el asesinato de Couso

Actualizado 05/02/2007 21:31:36 CET

- Ordena averiguar, vía Interpol, todos los datos de los tres soldados que ocupaban el tanque que disparó contra el cámara en Irak

MADRID, 5 Feb. (OTR/PRESS) -

El juez de Audiencia Nacional Santiago Pedraz denegó hoy la petición realizada por la viuda del cámara asesinado en Irak José Couso para embargar bienes del Departamento de Defensa de Estados Unidos en nuestro país. Esta medida fue solicitada para garantizar la responsabilidad civil en la que podrían incurrir los tres militares estadounidenses a los que se responsabiliza de la muerte del periodista español. Además, el magistrado ordenó a la Policía que, vía Interpol, obtenga la filiación completa de estos tres soldados. Esta nueva iniciativa evidencia que el magistrado no espera que se satisfaga la petición que realizó hace dos semanas a la embajada estadounidense para que le facilitara los datos indentificativos de los tres militares.

Coincidiendo con el criterio ya expresado por la Fiscalía, el juez encargado de investigar la muerte de Couso señala que los bienes del Gobierno estadounidense radicados en España son "inembargables", al estar unidos de forma indisoluble a la actividad de este país en el exterior. Así recuerda que los bienes de misiones diplomáticas y consulares son "absolutamente inmunes a la ejecución", tal y cómo establece la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas firmada en 1961 y la Convención de Viena de Relaciones Consulares de 1963.

El magistrado apunta que lo contrario supondría "interferencias en el ejercicio de la soberanía de otros estados" algo que contraviene "de manera total y absoluta la carta fundacional de las Naciones Unidas". Pedraz también esgrime para fundamentar su decisión el artículo 5 del Tratado bilateral de Asistencia Jurídica Mutua en Materia Penal que "otorga protección e inviolabilidad a los bienes de la representaciones consulares y diplomáticas en su suelo y, por ende, a las suyas en el extranjero".

Lo que sí quiere Pedraz es interrogar a los tres militares que ocupaban el tanque que disparó contra Couso y que causó su muerte y la del el reportero de la Agencia Reuters Taras Protskyuk en abril de 2003. Para ello ha ordenado a la Policía y a la Guardia Civil que obtenga la filiación completa del sargento Thomas Gibson, el capitán Philip Wolford y el teniente coronel Philip de Camp.

COMPLETAR LAS ÓRDENES DE DETENCIÓN

Para ello insta al mando único de Policía y Guardia Civil a realizar todas las gestiones que sean necesarias a través de la Interpol. Estos datos indentificativos son imprescindibles para hacer efectivas las órdenes de detención, según notificó la propia Interpol a Pedraz. Esta nueva iniciativa viene a poner de manifiesto que el magistrado no espera que se satisfaga la petición que realizó hace dos semanas a la embajada estadounidense para que le facilitara los datos indentificativos de los tres militares.

Hay que recordar que ya en octubre de 2005 Pedraz acordó la detención de los tres soldados norteamericanos implicados, pero esta medida quedó en suspenso después de que la Audiencia Nacional archivara la causa en marzo del año pasado al considerar los hechos como "actos de guerra" que resultan ajenos a la jurisdicción española. Pero hace un mes el Tribunal Supremo revocó esta decisión y ordenó a la Audiencia reabrir el caso, estimando así el recurso interpuesto por la madre del cámara de Telecinco y sus tres hermanos.

OTR Press

Francisco Muro de Iscar

El peaje del abrazo

por Francisco Muro de Iscar

Antonio Casado

Un bloque de gobernabilidad

por Antonio Casado

Fermín Bocos

Cabalgar al tigre

por Fermín Bocos