Actualizado 11/12/2007 18:27 CET

Crónica Delincuencia.- Desmantelada una banda rumana acusada de numerosos robos en Madrid y las dos Castillas

- Se incautaron efectos por valor de 300.000 euros sustraídos en los asaltos que se producían en viviendas y polígonos

GUADALAJARA, 11 Dic. (OTR/PRESS) -

La Guardia Civil ha detenido a los 22 miembros de una banda rumana --uno de ellos español-- acusada de efectuar numerosos robos, tanto en Madrid como en algunos municipios de las dos Castillas. Tras los arrestos, la benemérita efectuó varios registros en los que se incautaron efectos por valor de 300.000 euros y que habían sido sustraídos durante los asaltos, que se realizaban en su mayoría a viviendas y polígonos, así como a varios negocios de hostelería. El botín estaba destinado al mercaddo negro o se 'exportaba' a Rumanía.

Las investigaciones de la conocida 'Operación BIELA' se iniciaron el pasado mes de septiembre, después de que algunas víctimas denunciaran que habían sufrido robos, todos en la misma noche. Los hurtos se habían producido en varias naves de un polígono industrial situado en en el término municipal de Muduex (Guadalajara). Así, las fuerzas de seguridad comenzaron a estudiar el 'modus operandi' de los asaltos, y determinó que se trataba de una banda organizada.

Durante esta fase de la operación, se realizaron múltiples gestiones que dieron como resultado la localización de una organización dedicada a efectuar robos con fuerza en viviendas, bares, naves o edificios en construcción. Fue entonces cuando se realizó un seguimiento a los miembros de esta banda organizada, pudiendo localizar sus domicilios, vehículos y, además, se pudo comprobar que sus miembros continuaban con su actividad delictiva, que llevaron a cabo en localidades de Madrid, Toledo, Guadalajara, Cuenca, Soria y Segovia.

De este modo se llevaron a cabo las detenciones de 21 ciudadanos de nacionalidad rumana, ente ellos tres mujeres y un español. Los arrestados, que tienen entre 18 y 46 años, residían en los municipios madrileños de Alcalá de Henares, Torrejón de Ardoz y Coslada. El juzgado de Instrucción de Guardia que instruye el sumario ya ha decretado el ingreso en prisión de seis de ellos, al considerar que constituían el núcleo central de la banda.

EFECTOS POR VALOR DE 300.000 EUROS

Los días posteriores a las detenciones, la Guardia Civil llevó a cabo varios registros a las viviendas de los acusados, que dieron como resultado la intervención de diverso material informático, equipos de imagen y sonido, calderas mixtas de calefacción y agua caliente, radiadores, radiales, teléfonos móviles y herramientas. Estos efectos tienen un valor superior a los 300.000 euros tenían como destino su venta en el mercado negro e incluso se enviaban a Rumania.

Además, la Benemérita no ha cerrado la investigación, por lo que continúan las gestiones pertinentes para el esclarecimiento de otros delitos que podrían estar relacionados con esta banda, así como la posible detención de otras personas relacionadas con el grupo.